"La situación está controlada pero el frío se queda", advirtió el funcionario, que indicó que ya cesó el alerta.

Las fuertes ráfagas de viento generaron inconvenientes como "muchos postes caídos, uno de los de mayor magnitud fue uno que sostenía una cámara de seguridad del Centro de Operaciones y Monitoreo".

También hubo otros inconvenientes focalizados en el sector costero.

Sin embargo, Gonçalves estimó, en diálogo con Germán Lagrasta, que el alerta "a la medianoche (del sábado) va a quedar atrás".

No se contabilizaron "muchos llamados" de emergencia, ni existieron heridos o graves daños materiales.

Por la inminente llegada del invierno, el titular de Defensa Civil recordó que se mantengan los cuidados del caso para calefaccionarse.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate