Otro clásico parejo por el Súper 20 con el mismo ganador. Peñarol, otra vez, encontró la llave para destrabarlo. Este sábado no fue Maxwell. La noche estaba reservada para los pibes. Joaquín Valinotti (17 puntos) y Juan Ignacio Marcos (14), los bases del “Milrayitas”, jugaron un cierre a lo grande para destrabar el duelo marplatense y darle la victoria al equipo de Leo Gutiérrez sobre Quilmes por 89 a 83 en el Polideportivo.

De esta manera, Peñarol se quedó con el primer puesto del grupo D, mientras que los de Javier Bianchelli deberán jugar el repechaje ante Bahía Básket con desventaja deportiva.

El dominio inicial fue de Quilmes. El equipo de Javier Bianchelli entró muy duro en defensa, limitó a Peñarol y lastimó con Cantón en el poste bajo (y con dos triples), con contraataque y con una gran carga al rebote ofensivo. El “Cervecero” estableció un parcial inicial de 9 a 0 para marcar el terreno. Pero Maxwell sacó la cara por el “Milrayitas”, que achicó la brecha en el cierre del primer cuarto (25-20).

Si la supremacía quilmeña mermó en el epílogo del primer segmento, en el segundo parcial terminó por diluirse. Peñarol impuso condiciones desde su defensa, forzó 7 pérdidas de su rival (que sintió el descanso de Cantón) y encontró gol interior con Tintorelli. El equipo de Leo Gutiérrez pasó al frente y si no se escapó en el marcador fue porque forzó decisiones en ofensiva. Quilmes, que apenas anotó 11 puntos en el cuarto, cerró el parcial con 5 puntos seguidos de Maciel y descontó (36-33).

La reanudación tuvo un protagonista excluyente: Lucas Ortiz (17 puntos en el cuarto). El escolta incendió las redes del Polideportivo con una ráfaga de 5 triples y Quilmes, mejorado defensivamente, tomó una distancia de 12 puntos (57-45). Pero Peñarol no perdió la cabeza. Ajustó las marcas tras un minuto de Gutiérrez, plantó una defensa más firme y descontó con Barovero y Tintorelli para cerrar cerca en el marcador (59-55).

Si Ortiz de robó los flashes en el tercer cuarto, la foto del final la de Joaquín Valinotti y Juan Ignacio Marcos. Los bases juveniles de Peñarol asumieron el liderazgo del equipo en un momento clave del clásico. Y con mucho gol, resultaron determinantes para inclinar la balanza a favor del equipo de Leo Gutiérrez, que anotó 34 puntos en el último cuarto y se quedó con una nueva alegría ante el rival de siempre.

QUILMES (83): Luciano Tantos 8, Mateo Bolívar 4, Lucas Ortiz 26, Sebastián Morales 12 y Omar Cantón 18 (FI). Maximiliano Maciel 7, Eduardo Vasirani 2, Juan Esteban De la Fuente 2 y Víctor Fernández 4. Entrenador: Javier Bianchelli.

PEÑAROL (89):Juan Ignacio Marcos (x) 14, Bruno Barovero 11, Lucas Arn 8, Du´ Vaughn Maxwell 8 y Damián Tintorelli 14 (FI). Joaquín Valinotti 17, Alejandro Alloatti 8, Lucas Gorosterrazú 4, Nicolás Lauría 5, Juan Martín Fernández 0 y Tomás Monacchi 0. Entrenador: Leonardo Gutiérrez.

Parciales: 25-20, 36-39 , 59-55.

Árbitros: Alejandro Chiti, Leonardo Salazar y Sebastián Moncloba.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate