En una nueva audiencia pública por la tarifa del gas, las empresas distribuidoras solicitaron un aumento de hasta el 35% a partir del 1 de abril. El encuentro fue convocado por el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) para determinar la adecuación semestral por precios mayoristas. La Liga de Amas de Casa, Consumidores Argentinos y la oficina de Defensa al Consumidor municipal participaron del encuentro y expresaron su preocupación por los montos de las tarifas.

Desde que empezaron las audiencias el gas subió más de un 2000%”, aseguró Marisa Sánchez, de la Liga de Amas de Casa, en diálogo con Telediario.

Verónica Tambascia, de Defensa al Consumidor, indicó que durante la reunión “Camuzzi habló de un aumento del 34%”. “Ya sufrimos un aumento anterior. El impacto fuerte lo vamos a sentir en los meses de invierno. Este es el primer semestre y las tarifas se ajustan semestralmente, así que en octubre vamos a tener otro aumento”, aseguró.

“Si vemos las boletas, el importe es mayor al 35% – indicó Sánchez–. Vimos un clima muy hostil en el encuentro porque había gente reclamando. Todas las entidades tuvimos la misma exposición: la gente no puede afrontar un aumento más. Ya hay quejas por la factura de períodos anteriores con aumentos. La gente está desconcertada”.

Otro de los reclamos de las entidades marplatenses fue la tarifa social, que ya no cumple la función que tenía. “El cupo de metros cúbicos es irrisorio para Mar del Plata. No hay equidad de las tarifas, necesita una mejora. Antes era el 100% bonificado y hasta el 2017 eran dos bloque se consumo, El primero bonificado al 100% y el segundo hasta el 75%. Hoy es un solo bloque, por lo que estamos en peores condiciones, sobre todo para personas vulnerables, como las personas mayores”, sostuvo Tambascia.

En tanto, Sergio Procelli de la ONG Consumidores Argentinos subrayó que con este incremento de abril el metro cúbico costaría entre ocho y diez pesos. “Se ha descartado la recategorización o cambios de umbrales. Ahora la preocupación pasa por la tarifa social, que era gratuita y ahora se mide con cupos. Tampoco hay topes de aumentos”, advirtió.

“Si alguien pagó 5000 pesos con un consumo promedio de 500 metros cúbicos ahora va a estar pagando entre 6500 y 7000, que es muchísimo teniendo en cuenta el salario”, remarcó. Y también señaló que hay poco acceso a la garrafa social. “La gente que se pasa a la garrafa con el riesgo que eso implica. Y si calculamos el consumo de los metros cúbicos, es más cara”, afirmó Procelli.

Comentá y expresate