Cinco hombres fueron detenidos acusados de integrar una banda que cometía estafas mediante secuestros virtuales y "cuentos del tío" a través de llamadas telefónicas realizadas desde un call center instalado en una vivienda de la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, informaron este jueves fuentes policiales y judiciales.

Las detenciones estuvieron a cargo de efectivos de la División Casos Especiales de la policía bonaerense, quienes realizaron ocho allanamientos, entre ellos en una casa situada en Melo y Almirante Brown, de La Matanza, desde donde se realizaban las llamadas telefónicas extorsivas contra las víctimas, la mayoría de ellas personas jubiladas.

De acuerdo a la información suministrada por los informantes, la fiscal de La Matanza a cargo de la causa, Andrea Palín, indagó el miércoles a los detenidos, quienes se negaron a declarar y quedaron alojados en sede policial, en tanto se trabaja para dar con cuatro prófugos.

La investigación comenzó cuando una mujer radicada en la provincia de Mendoza denunció haber sido víctima de un secuestro virtual por parte de delincuentes que la llamaron para pedirle dinero a cambio de liberar ileso a su hijo, a quien tenían supuestamente secuestrado en La Matanza.

A cambio de esa supuesta liberación, la mujer depositó en una cuenta que le indicaron 10 mil dólares y más tarde supo que había sido engañada.

En base a distintas evidencias obtenidas durante la pesquisa, la fiscal logró identificar y detener a cinco personas, entre ellas un empleado de la Dirección Nacional de Migraciones, a quienes se les secuestraron 350.000 pesos y 3.780 dólares, 31 teléfonos, 36 tarjetas SIM, tres autos, cadenas y relojes, computadoras, marihuana y una chaqueta policial.

Además, los investigadores aprehendieron en uno de los procedimientos a una mujer de 30 años, quien sería la que realizaba los llamados extorsivos.

La causa fue caratulada como "asociación Ilícita, extorsión y tenencia de estupefacientes".

Comentá y expresate