Tras el informe del Indec, que en septiembre aseguró que la desocupación en Mar del Plata bajó a 8,2% durante el segundo trimestre del año, lo que representa un 3,7% menos que el mismo período del año pasado, un análisis del Grupo de Estudios del Trabajo, perteneciente a la Universidad Nacional de Mar del Plata, señala que los resultados son “inexplicables” y que la metodología utilizada no es la adecuada para evaluar la realidad de la ciudad.

“La EPH (Encuesta Permanente de Hogares) no es el instrumento adecuado para nuestro contexto”, señala el informe, que argumenta que “se usa una misma consulta en todo el país. Se analizan alrededor de 400 hogares de nuestra ciudad y no se sabe el alcance territorial del censo”.

El estudio, que se analiza el impacto de las políticas económicas sobre mercado laboral local y nacional hasta el segundo trimestre de 2018, señala que “si bien el año inició con crecimiento económico, el segundo trimestre ya dio signos de estancamiento en el marco del cierre de los mercados internacionales de crédito para la Argentina y de una aguda crisis cambiaria”. “Frente a este escenario las autoridades han aplicado políticas económicas erráticas que no han sido efectivas para contener el alza del dólar ni la inflación, ni mucho menos para morigerar los profundos desequilibrios externos que ocasionan la actual situación de crisis”, agrega el informe.

“Para el total país, en el segundo trimestre de 2018 llegó al 41,9%, valor similar al del segundo trimestre de 2017, cuando se ubicó en el 41,5%. En cambio en Mar del Plata la tasa de empleo registró un fuerte aumento pasando del 40,0% (251.000 ocupados) al 43,1% (273.000) (Gráfico Nº 11). Esta variación y el valor alcanzado resultan inexplicables no sólo teniendo en cuenta el contexto macroeconómico recesivo que se viene generando a partir de ese trimestre, sino también si consideramos la evolución de la serie de datos”, remarco el Grupo de Estudios del Trabajo.

“En rigor, en Mar del Plata desde el año 2013 se presentan valores de entre el 40% y el 41%, con tendencia descendente y siempre debajo del nivel nacional, con 1 punto porcentual (p. p.) menos en promedio. En este sentido, el nivel alcanzado en 2018 representa un salto en el nivel de empleo que no puede ser explicado por el contexto ni por la tendencia”, asegura el informe.

En esa línea, y tras los números difundidos por el Indec, el Grupo de Estudios del Trabajo sostuvo que “en este contexto, el mercado de trabajo de Mar del Plata manifiesta un significativo e inesperado aumento en la tasa de actividad, generado a través de una mayor tasa de empleo. Asimismo se produjo una nueva disminución interanual en la tasa de desocupación, llegando a un valor similar al mínimo histórico conseguido en 2015 para un segundo trimestre. Lo más sorprendente de estos resultados es que se dan bajo un contexto macroeconómico negativo y con el consecuente deterioro de los indicadores laborales”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate