En la Estación Ferroautomotora de la ciudad prima la desolación: hay cada vez más cantidad de locales cerrados y son menos los micros que ingresan a Mar del Plata.

Acá hay locales que cerraron hace más de un año y todavía no los volvieron a ocupar"

Los propietarios de los pocos comercios que no cerraron aún sus persianas aseguran que se les hace “muy difícil” subsistir debido a la suba en los servicios, las mínimas ventas y el bajo número de turistas que visitan la ciudad.

“Acá hay locales que cerraron hace más de un año y todavía no los volvieron a ocupar”, explicaron a Ahora Mar del Plata. En este mismo sentido, sostuvieron que “sobreviven” gracias a las ventas diarias de los ocasionales visitantes.

Este panorama, en el que falta solo tres meses para que llegue la temporada, les genera “preocupación” a los dueños de los negocios que aún quedan. En el edificio ubicado en Luro y San Juan solo se puede encontrar locales que venden valijas, alimentos, recuerdos y ropa.

Los trabajadores, además, expusieron que "cada vez menos unidades ingresan a la ciudad". Hay otras opciones que tienen los visitantes como utilizar tren y avión, dejando de lado la elección de tomar un micro.

Esta situación es poco tentadora para aquellos futuros inversionistas que quieran tener un comercio en la Ferroautomotora, y quienes ya tienen el espacio luchan día a día esperando lograr una buena temporada de verano.

Comentá y expresate