Con un importante despliegue de personal, que incluyó la movilización de siete vehículos y casi una veintena de operarios, EDEA lanzó en Miramar una amplia campaña contra el fraude eléctrico, que en su primer día de trabajo permitió detectar el robo de energía en tres reconocidos comercios del centro de Miramar.

En todos los casos sus propietarios fueron demandados penalmente por los ilícitos, al tiempo que deberán pagar la energía consumida y no registrada por los equipos de medición.

En la mañana del martes, personal de Normalización de Pérdidas de EDEA llevó a cabo una intensa actividad que continuará a lo largo de la semana en diferentes sectores de la ciudad tanto urbanos como comerciales.

Durante esta primera jornada se detectó fraude eléctrico en una reconocida confitería ubicada en Calle 19 al 1800 y en una casa de empanadas, sita en Diagonal Presidente Arturo Illía al 1100.

Asimismo el amplio operativo también posibilitó constatar una conexión ilegal que en forma directa, sin pasar por el medidor, proveía energía a la frutería de Calle 19 y Diagonal Fortunato de la Plaza.

Como es de rigor en todos los casos, una vez detectadas las irregularidades se procedió de inmediato a normalizar el servicio y retirar las conexiones que ofrecían peligro para la integridad física no sólo de aquellos que explotan comercialmente los locales sino también para los ocasionales transeúntes.

Las acciones fueron llevadas a cabo con la presencia de personal policial, labrándose las actas que darán inicio a las acciones comerciales y penales pertinentes.

Responsables de EDEA indicaron que los operativos contra el robo de energía continuarán desarrollándose de igual modo, al tiempo que solicitaron a los vecinos que ante irregularidades o conexiones directas realicen las denuncias correspondientes en el Centro de Atención Telefónica, en forma totalmente anónima, llamando al 0800-666-3332.

Comentá y expresate