Detectaron signos compatibles con un probable abuso sexual en el nene de tres años que escapó de su casa en San Francisco Solano y apareció horas después en el domicilio de un vecino, Horacio Armando Soto (38).

El fiscal Alejandro Ruggeri, de la Fiscalía Especializada en Violencia Familiar y de Género (UFIJ N° 10) de Quilmes, confirmó que su hipótesis es que fue un "secuestro y abuso sexual".

"Estamos trabajando con eso, todavía no lo puedo confirmar porque depende del Juez de Garantías, que es el que define la calificación", dijo Ruggeri.

"La causa la tiene el Juez de Garantías y estamos viendo el tema de la calificación legal que yo propongo, y el juez después termina disponiendo lo que yo creo o lo que él cree. Todavía no me la confirmó", agregó el fiscal.

acusado.jpg

Ruggeri señaló que el cuerpo médico de Quilmes detectó signos compatibles con un probable abuso sexual. El médico le indicó que la lesión que presenta el niño pudo haber sido realizada con un "elemento duro romo".

Los siguientes pasos son sacarle material genético al imputado para ver si tiene algún tipo de enfermedad de transmisión sexual y aplicar a la víctima un kit de profilaxis. "Es lo de siempre en los casos de abuso", explicó Ruggeri.

La Policía encontró al chico gracias al llamado al 911 de un vecino, que reconoció a Soto en los videos que se difundieron e indicó dónde vivía. Según relatos de habitantes del barrio, el hombre, de nacionalidad paraguaya, mantenía al nene encerrado en una habitación. "Estaba bien, pero tenía mucha sed", comentó una vecina.

La última imagen del menor había sido captada por una cámara de seguridad el miércoles a las 19.01, cuando caminaba junto a un hombre, que sería el mismo que lo tenía en el domicilio. La Policía detuvo al sospechoso, que fue golpeado por los vecinos al salir del lugar. Su casa además fue apedreada, aunque la situación fue controlada por los efectivos policiales.

La madre del nene se fue de su casa el miércoles por la tarde, lo había dejado al cuidado de un adolescente de 16 años para ir al gimnasio. Según trascendió, el joven se distrajo jugando a la PlayStation y el chico se fue de la casa corriendo.

Fuente: Clarín.

Comentá y expresate