Dos delincuentes, de 32 y 57 años, fueron detenidos en un búnker instalado en el barrio Belgrano. Los investigadores determinaron que en ese lugar hace sólo dos semanas habían golpeado a una mujer policía.

Efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado realizaron una serie de allanamientos en Azopardo al 11.100y dieron con el lugar donde se comercializaban los estupefacientes. El "point" era lindero a una Iglesia evangelista.

El allanamiento fue ordenado por el comisario inspector Diego Gancedo y estuvo a cargo del fiscal Gastón de Marco.

Según detallaron fuentes de la investigación, sobre una de las mesas del búnker había envoltorios de cocaína fraccionada y lista para su comercialización, como así también "cogollos" de marihuana.

Los delincuentes fueron trasladados a la cárcel de Batán y contarán con el agravante de que en la zona donde comercializaban estupefacientes hay escuelas y un centro de salud.

Comentá y expresate