Un policía vestido de civil fue detenido luego de haber asaltado con su arma reglamentaria un kiosco, ubicado a ocho cuadras de la comisaría en la que había terminado de trabajar, en el barrio porteño de Villa Urquiza.

El hecho se registró el viernes alrededor de las 22.40 en un local situado en avenida Triunvirato al 4.400, donde el policía ingresó exhibiendo una pistola calibre 9 milímetros y robó la recaudación, tras lo cual fugó rápidamente.

Fuentes policiales informaron a Télam que el propietario del comercio alertó al 911 y el personal llegó al lugar para comenzar a rastrear el auto utilizado por el delincuente que al ser localizado se estableció que se trataba de un oficial de la fuerza porteña.

Los efectivos detuvieron al sospechoso cuando estaba en la entrada de un domicilio de la calle Mendoza 4.500 del mismo barrio porteño.

Al ser identificado se pudo establecer que se trataba de un agente de la Policía de la Ciudad que prestaba servicio en la Comisaría Vecinal 12 V, ubicada a unas ocho cuadras del negocio asaltado, y que momentos antes había salido de servicio.

Las fuentes del caso agregaron que al hombre se le secuestró su arma reglamentaria y se le sacó su identificación policial.

El juzgado de turno porteño indagará en las próximas al detenido, luego de que la víctima del robo lo reconoció a través de muestras fotográficas.

Comentá y expresate