Un delincuente de 27 años fue detenido tras un allanamiento en el barrio Florencio Sánchez, había cometido robos en dos comercios y contaba con antecedentes penales por homicidio. En el operativo fue aprehendida una mujer.

Eduardo Oscar Coñiñao fue atrapado por “robo agravado” cometido a dos comercios, uno ocurrió en un “Rapi Pagos”, ubicado en Jacinto Peralta Ramos y Puán, y otro en una vinoteca de Avellaneda y Tucumán.

Tras la investigación se identificó al autor de los hechos, se ordenó allanamiento y detención en una propiedad ubicada en Talcahuano y Calabria. Allí se secuestró un arma de fuego y se aprehendió a una mujer por tenencia ilegal.

Coñiñao contaba con antecedentes penales en 2009 por homicidio en ocasión de robo, robo agravado, amenazas agravadas por arma de fuego u abuso de armas. En el caso trabajó el fiscal Fernando Berlingeri.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate