Un oficial de policía quedó detenido, acusado de exigirle y quedarse con dinero de un delincuente al que había atrapado cuando, botín en mano, se retiraba de la casa que acababa de robar en la zona de Playa Grande.

La víctima original, una mujer de 64 años, había denunciado que un sujeto -luego identificado como Ulises Saúl Arbizu- había ingresado a su vivienda de calle Roca al 500, donde bajo modalidad boquete sobre el techo ingresó y se llevó dinero en efectivo.

La propietaria constató el faltante y dio aviso a la policía. En el despliegue del servicio de calle se logró interceptar y aprehender a un individuo de 46 años que llevaba en su poder 2200 dólares.

De la investigación surgiría luego que el oficial inspector Fernando Elvio Chinelli le había exigido dinero al aprehendido para facilitarle su libertad.

Con intervención de la fiscal Lorena Irigoyen y orden de la jueza de Garantías Lucrecia Bustos se procedió al allanamiento de la vivienda de Chinelli. Allí se pudo secuestrar 200 dólares y 10180 pesos en efectivo, tres teléfonos celulares y dos chips para eso equipos.

policia preso 2.png

Además se cumplió similar misión en la vivienda habitada por Yanina Micaela Choque, oficial de policía que al igual que Chinelli estaba en franco de servicio. Allí solo se incautaron dos teléfonos celulares, cuatro chips y una memoria.

También se ordenó la requisa de uno móvil de la fuerza policial provincial que sería en el que se movilizaban ambos oficiales. En ese caso los resultados fueron negativos.

En virtud de los elementos de prueba acopiados en el inicio de esta investigación la justicia de Garantías dispuso que Chinelli, que estaba alojado en la Comisaría 9na, sea derivado a la Unidad Penal 44 de Batán, al mismo tiempo que se dispuso desde la Policía de la Provincia de Buenos Aires la desafectación de ambos oficiales.

Comentá y expresate