La Justicia de Mar del Plata investiga si un rugbier participó de la agresión a un compañero en una fiesta clandestina, que se llevó a cabo el fin de semana pasado en el barrio Pinos de Anchorena.

Este sábado detuvieron al agresor, tras una veintena de declaraciones testimoniales -a lo largo de esta semana- que lo vincularon como "el único atacante", según confiaron fuentes judiciales a Ahora Mar del Plata

El hecho ocurrió el sábado 6 de febrero cerca de la medianoche, en la vivienda donde un numeroso grupo de jóvenes participaban de una fiesta. Entre ellos, varios compañeros de un club de rugby de la ciudad. Cuando uno de ellos se acercó a hablar con una chica, el agresor, quien fuera su exnovio, directamente atacó al joven a trompadas provocándole serias lesiones en un ojo.

Los testigos indicaron que el primero de los golpes fue "de atrás" y que luego lo tomó del cuello y siguió dándole trompadas en su rostro.

Embed

La ex novia del imputado por "lesiones graves" había denunciado distintos hechos de acoso por parte de éste desde hacía tiempo, hecho por el cual había solicitado una medida de restricción de acercamiento.

Según comentaron testigos, nadie se esperó el desenlace de la pelea porque eran compañeros de rugby "desde los siete años".

Por la golpiza feroz, el joven sufrió fractura en la órbita ocular y el tabique.

La víctima, identificada como Francisco, fue hospitalizada y los médicos le dijeron que "la zona afectada quedó seriamente comprometida". "Tiene una inutilidad del ojo por al menos 30 días", confirmaron a este medio.

Siguiendo directivas del fiscal Leandro Arévalo, personal de la DDI detuvo al sindicado como el agresor y secuestró en un allanamiento un puño americano metálico.

El detenido será alojado en la Unidad Penal 44 de Batan y se espera que declare ante el representante del Ministerio Público Fiscal en el transcurso del domingo.

Comentá y expresate