A petición del fiscal Mariano Moyano, detuvieron a la oficial Evelin Santamarina por un robo que ocurrió en el sur de la ciudad a fines de octubre.

Los investigadores sospechan que la oficial fue una de las cuatro personas que participó en un robo perpetrado el pasado 30 de octubre contra los propietarios de una vivienda ubicada en el barrio Acantilados.

En el robo, Santamarina se habría presentado en la casa diciendole al dueño que su auto había sufrido un desperfecto. Aprovechándose de la distracción de la víctima, en esos momentos irrumpieron en la casa otros tres sujetos que lo redujeron.

Tras golpear y amenazar a los ocupantes, les sustrajeron bienes y pertenencias. Durante el hecho uno de los individuos realizó un disparo con un arma de fuego hacía una de las víctimas. Las pericias realizadas permitieron determinar que el arma de fuego utilizada se trató de la pistola Bersa nueve milímetros, provista a la oficial detenida por la policía de la Provincia de Buenos Aires.

A Santamarina se le imputó los delitos de robo agravado, incumplimiento deliberado de sus deberes funcionales y de su obligación de promover la persecución y represión del delito. De todas formas, la oficial, que al momento de los robo cumplía funciones en el Destacamento El Marquesado, que se negó a prestar declaración.

La investigación fue realizada por los funcionarios del gabinete de robos calificados de la DDI

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate