El empresario Francisco Valenti, directivo del Grupo Pescarmona, fue detenido cuando llegó al aeropuerto de Ezeiza en un vuelo de Emirates, proveniente de Asia.

Según la información que volcó el ex chofer Oscar Centeno en los cuadernos, Valenti pagó unos 2,8 millones de dólares a Roberto Baratta, la mano derecha de Julio De Vido, ex ministro de Planificación del kirchnerismo.

Comentá y expresate