Una mujer que días atrás había recibido el beneficio del arresto domiciliario fue detenida este jueves tras comprobarse que iba a visitar a su concubino a la cárcel de Batán y que seguía vendiendo droga.

La “narco tumbera” había sido detenida en junio por venta de estupefacientes. No obstante, tras lograr el beneficio del arresto domiciliario, los investigadores descubrieron que violaba la medida al concurrir a la Unidad 44 de Batán a visitar a su pareja.

Asimismo, se comprobó que la mujer continuaba vendiendo estupefacientes. Personal allanó la vivienda de la mujer en la localidad de Miramar y secuestró marihuana y cocaína.

En junio, cuando la mujer fue detenida por primera vez, personal policial realizó 9 allanamientos: ocho en Miramar y otro en Otamendi, donde hubo otros 6 detenidos, con secuestro de droga, armas con municiones y vehículos.

Comentá y expresate