Un hombre de 34 años denunció haber sido abusado sexualmente por un médico infectólogo (47) que era amigo de la víctima. El acusado fue detenido luego de que la Policía allanara su casa y encontrara detalles perturbadores.

El hecho tuvo lugar en la casa del profesional de la salud durante una fiesta sexual de la que participaron también tres mujeres, entre bebidas alcohólicas y marihuana.

Ocurrió durante la madrugada del domingo pasado y el abuso sexual con acceso carnal, así lo caratuló la policía, se produjo en una vivienda de Posadas (Misiones), propiedad del acusado por la víctima, quien admitió haber consumido alcohol y marihuana hasta perder el conocimiento.

La víctima contó que su amigo, un conocido médico infectólogo, lo había llamado para invitarlo a una reunión con varias jóvenes. Lo que prometía ser una noche de sexo descontrolado terminó en una verdadera pesadilla.

Según su relato, llegó cerca de la una a la propiedad del médico y allí se encontraba su amigo y tres mujeres jóvenes. El dueño de casa le sirvió una copa de vino y se dirigió a la cocina, mientras que el mecánico quedó junto a las mujeres, con las que compartió un cigarrillo de marihuana.

El hombre dijo que no sabe en qué momento ni por cuánto tiempo perdió el conocimiento, pero cuando logró recuperarse advirtió que el cierre de su pantalón estaba roto y las mujeres revisaban su celular mientras se reían.

Sin entender muy bien lo que había sucedido, el mecánico recuperó su teléfono celular e intentó escapar, pero el médico quiso retenerlo. Según su denuncia, hubo un breve forcejeo hasta que pudo escapar del lugar y refugiarse en su auto, desde donde pidió ayuda a su hermano policía.

Para ese entonces la víctima ya sabía que había sido abusada sexualmente mientras estuvo inconsciente, situación que luego terminó de comprobarse con un examen médico.

Según explicó la víctima a las autoridades, perdió el conocimiento y al despertarse advirtió que tenía el cierre roto del pantalón, por lo que asumió que había sido abusado sexualmente por el anfitrión y fue directo a hacer la denuncia a la policía.

Además, el hombre explicó que volvió a desmayarse mientras esperaba para hacerse los estudios en la guardia de la Comisaría de la Mujer del centro de la ciudad, y de ahí fue derivado al Hospital Escuela Ramón Madariaga. En ese lugar se le practicó el test de alcoholemia y examen toxicológico, ambos con resultado negativo.

Finalmente, tras la denuncia, el juez Marcelo Cardozo ordenó allanar la casa del médico infectólogo. En el lugar secuestraron “cinco juguetes sexuales, un gel íntimo y una tableta de zolpidem de 10 miligramos”, publicó el sitio Misiones Online.

Las autoridades competentes locales detuvieron al profesional y a las tres mujeres, en averiguación de antecedentes.

Comentá y expresate