El director provincial de Consejos Escolares, Marcelo Di Mario, aseguró que “no se designará otro avocador” y que él quedará a cargo de la institución local. Además, adelantó que sancionaron a un proveedor y le quitaron dos zonas donde prestaba servicio.

Di Mario se refirió a la renuncia del interventor Marcelo López: “Nos presenta una situación de salud y en conjunto decidimos que no servía tomarse una licencia para resolver cuestiones de salud. A partir de un pico de estrés, nos parecía que era prioritaria la salud de los que componen nuestro equipo, así que directamente le propusimos que se relajara, que se tranquilizara y que nosotros nos íbamos a hacer cargo del Consejo Escolar. Le aceptamos la renuncia, esperemos que mejore y que pueda estar también tranquilo para resolver su situación”, expresó en diálogo con LU6 Radio Atlántica.

El director provincial sostuvo que tras el conflicto por la comida en mal estado que llegó a varias escuelas locales, multaron a una empresa: “La decisión que tomamos fue finalmente sacarle dos zonas a la empresa Angkor y además aplicarle una sanción económica por el perjuicio que nos provocó la deficiencia en el servicio alimentario”, enfatizó.

“Le ofrecimos una zona a cada empresa de las que había quedado en la licitación. Una de las empresas nos dijo que no estaba en condiciones operativas de realizarlo. La otra empresa (Angkor) nos dijo que sí. Finalmente comprobamos que no estaba en condiciones operativas y eso nos generó un gran perjuicio”, sostuvo el funcionario.

En este contexto, según Di Mario, la empresa sancionada seguirá con sus cuatro zonas originales. “Hicimos todo lo posible para que las empresas locales estuvieran adentro de la licitación, lo que no podemos es tocar la ley, y la ley dice que para presentarse como proveedor del sistema alimentario tenés que estar inscripto en el rubro 90 y no en rubros individuales”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate