Estamos en una semana corta. Feriados incluidos, también se festeja el Día del Padre el domingo. Por eso, es una semana que se presta para distintos platos y para pasar tiempo en la cocina. Y, por qué no, animarse a innovar. Por eso la sección del diario Clarín, llamada Clarín Gourmet, publicó una serie de platos para deleitar los paladares de propios y ajenos.

Los platos van día por día y incluyen guiso casero (ideal para combatir el frío), croquetas de pollo, pizza rellena, tortilla de papas y más. Estas son las propuestas de comida de Clarín Gourmet para la semana:

Martes: croquetas de pollo

image.png

Usando la misma guía, se pueden preparar con carne vacuna o de cerdo. ¡Pero las de pollo son deliciosas! La clave para que no se desarmen es que el relleno esté bien frío al armarlas. Una vez listas, volvé a llevarlas al frío 30 minutos antes de freírlas.

Miércoles: milanesa de espinaca con zanahoria

image.png

Son livianas y nutritivas. Podés hacerlas al horno o a la sartén con un poquito de spray vegetal. Acompañalas con una ensalada o con arroz yamaní.

Jueves: Guiso carrero

image.png

Es un preparado que lleva de todo: carne, chorizo, pasta y vegetales. Para quedar “pipón, pipón”, bien llenitos. Siempre te aconsejo que no dejes de hacer la receta si te falta algún ingrediente. Suplantalo por otro similar, o por el que tengas.

Viernes: Tortilla de papas

image.png

Esta es la clásica, papa y huevo. Una combinación hermosa que se disfruta sola, como parte de un tapeo o picada o como guarnición.

Sábado: Fugazzeta rellena

image.png

Una pizza mega completa, con jamón y queso y una cubierta de cebolla crocante ya que no tiene una cocción anterior. Si te gusta más con la cebolla cocida, podés saltearla o acaramelarla y hacer tu propia versión. Te cuento mi secretito: salteo la cebolla con un poquito de curry antes de colocarla en la pizza. ¡Queda muy rica y diferente!

Domingo: Pollo a la parrilla

image.png

Es clave pedir el pollo cortado en rana para poder cocinarlo correctamente. Un buen adobo, brasas calientes y una cocción sin apuros es lo que se necesita para lograr un pollo bien cocido, pero humectado y con la piel crujiente.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate