El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados mundiales celebran el Día mundial sin tabaco. La campaña anual es una oportunidad para concienciar sobre los efectos nocivos y letales del consumo de tabaco, la exposición al humo de tabaco ajeno, y para disuadir su uso en cualquiera de sus formas.

Por este motivo, la neumonóloga Alicia Rodríguez asistió a Telediario, el noticiero de Canal Diez, y aseguró que "el daño del tabaco va mucho más allá del cáncer". Para la especialista, "tiene condiciones crónicas en la salud".

"Yo soy tabaquista recuperada, una vez que uno tiene en la memoria temporal el tabaco, no lo puede dejar. Es como el alcoholismo y la cocaína", aseguró.

"Las adicciones están prendidas o apagadas, por eso uno no se puede relajar", comentó Rodríguez.

Por otro lado, los bebés expuestos en el útero a las toxinas del humo de tabaco, a través del tabaquismo materno o de la exposición materna al humo ajeno, experimentan con frecuencia una disminución del crecimiento de los pulmones y de la función pulmonar.

"Las madres embarazadas que fuman le generan los receptores a sus hijos. Los niños son más propensos a tener asma o enfermedades pulmonares", finalizó.

Comentá y expresate