Distintas autoridades del sector educativo se reunieron en el Centro de Operaciones y Monitoreo hoy para firmar un protocolo de suspensión de clases por situaciones meteorológica adversas. Las instituciones intervinientes en la toma de estas decisiones son Defensa Civil, la Secretaría de Educación, el Consejo Escolar y Jefaturas de Inspección junto a las universidades de la ciudad, todas bajos las órdenes del intendente. Así, se crea el COE -Centro de Operaciones de Emergencia-.

Luis Distéfano, secretario de Educación de la comuna, manifestó que “este protocolo define claramente las funciones de cada uno de los actores ante situaciones climáticas adversaspara definir cuando corresponde la suspensión de clases".

Por otra parte, el secretario de Educación recordó que “arrancamos trabajando hace 30 días junto a Defensa Civil que brindó un gran aporte y cada una de las autoridades educativas en base a una experiencia previa de trabajo del año pasado. Con esto, terminamos hoy definiendo este protocolo”.

Por su parte, Sofía Badié, del Consejo Escolar, expresó que “la experiencia del año pasado de decidir en conjunto acciones tratando de tener el claro que el objetivo más importante es el cuidado de toda la comunidad educativa. Nos fue bien, creemos que las decisiones deben tomarse en forma criteriosa y siempre el trabajo en equipo construye.Establecimos un protocolo claro y conciso que nos va a orientar en las futuras decisiones.

Según detallaron, el objetivo del protocolo es dotar de medidas y determinaciones específicas a las autoridades que, por la naturaleza de sus funciones y objetivos de trabajo, se vean en la necesidad de tomar decisiones en el marco de la posibilidad de la suspensión de clases, dentro del contexto de un conjunto de circunstancias negativas, que puedan o no ameritarlo.

Comentá y expresate