La Secretaría de Trabajo de la Nación que dirige Jorge Triaca dictó la conciliación obligatoriadejando sin efecto por lo menos por 15 días el paro total de actividades en bancos que habían anunciado para este miércoles desde la Asociación Bancaria.

De este modo, el paro previsto en reclamo contra el Presupuesto 2019, que se debatirá mañana en Diputados, quedará suspendido. Se espera que unos 50 inspectores verificarán que se cumpla la conciliación en todos los bancos de la City porteña. Quienes no la cumplan podrían afrontar multas millonarias.

Así lo informaron fuentes de la Secretaría, ahora dependiente del Ministerio de Producción que encabeza Dante Sica, a Infobae, que consignó que la decisión fue tomada directamente por Jorge Triaca, publicó Perfil.

La resolución alcanza a los trabajadores representados "en la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Asociación de Bancos Especializados (ABE), Asociación de Bancos Públicos y Privados (ABAPRA) y la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino y los Bancos Nación y Central", según la resolución que firmó Horacio Pitrau, secretario de Trabajo.

El paro llevaba la firma de Sergio Palazzo, secretario general del gremio, en un comunicado que habían emitido para manifestar el rechazo al proyecto de Presupuesto presentado por el gobierno y "en defensa" del Banco Nación.

El documento sostenía que "defender al Banco Nación es defender la Nación" y expresaba el rechazo al presupuesto del Gobierno: "No al presupuesto del Gobierno. Vida digna para todos los argentinos”, detallaba. Además, convocaba el 24 de octubre a los trabajadores bancarios de Ciudad y Gran Buenos Aires a que participen de la movilización.

Entre los reclamos, el gremio apunta contra una "economía en inocultable crisis, con una brutal recesión". "Por más que la especulación y el endeudamiento del Estado produzcan fabulosas rentas, por más que aún el sistema bancario mantenga la solidez que alcanzó antes de que sobreviniera este gobierno, la actividad financiera no está a salvo", denuncian.

En la misma línea, sostienen que el sector bancario se vería "muy perjudicado" con ciertos puntos enunciados en el Presupuesto. En ese sentido, mencionan que "la imposición a los bancos de integrar sus encajes con letras del Banco Central, LELIQ, a sólo 7 días supone un riesgo cierto para eventuales demandas de los depositantes, la despatrimonialización del Banco Central y una fenomenal emisión monetaria en el cortísimo plazo", indicó Perfil.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate