Dorados perdió la final del Ascenso de México ante San Luis 4-2 en tiempo suplementario y la gesta de Diego Maradona quedó a apenas un paso de su concreción.

Tras el partido, con toda la bronca a cuestas por el título frustrado, a Maradona la gente de San Luis empezó a cantar canciones en su contra y el Diego explotó.

Furioso, sacado, el Diego se plantó ante los hinchas y quiso irse a las manos. Por suerte lograron frenarlo y todo quedó en un mal recuerdo, publicó TyC Sports.

Embed

Comentá y expresate