Las primeras pericias sobre el arma con la que intentaron asesinar a Cristina Kirchner en la puerta de su domicilio en el barrio porteño de Recoleta arrojaron un dato estremecedor: tenía el cargador con balas.

Según publicó Infobae, se trata de una pistola Bersa que empuñó el hombre que gatilló contra la Vicepresidenta. Según fuentes judiciales la misma está apta para el disparo. Tenía cinco balas en el cargador y una en la recámara. Explicaron que el disparo no salió porque el atacante no llegó a gatillar dos veces.

En el video fue difundido por la TV Pública se ve claramente como el hombre, identificado como Fernando Andres Sabag Montiel, se acerca y gatilla a muy corta distancia de Cristina Kirchner. Inmediatamente, el sujeto fue reducido y detenido en la puerta de la casa de la ex mandataria, en la intersección de Juncal y Uruguay.

El sospechoso ingresó a la Argentina en 2018, procedente de Uruguay, y ya estuvo detenido el año pasado por uso indebido de armas. Poco después de haber sido capturado, en las inmediaciones del inmueble de la ex mandataria nacional los efectivos de la Policía Federal encontraron sobre la calzada la pistola Bersa que habría sido utilizada durante el ataque.

La Policía Federal ya trasladó a Sabag Montiel: se estima que podría ser alojado en una celda de la dependencia de la fuerza en la calle Madariaga en Villa Lugano. Mientras tanto, la PFA realiza búsquedas en vehículos en las inmediaciones de Juncal y Uruguay con la Brigada de Explosivos.

Según la primera información, el atacante es un hombre de 35 años, de nacionalidad brasileña, el cual actualmente no tiene un empleo en blanco y su último trabajo registrado fue en rubros de servicio de transporte automotor.

En los registros oficiales figura que el sujeto en cuestión tiene domicilio en el barrio porteño de Villa del Parque y se dedica al “servicio de transporte automotor urbano y suburbano no regular de pasajeros de oferta libre; excepto mediante taxis y remises, alquiler de autos con chofer y transporte escolar”, es decir, a través de aplicaciones de viajes.

Entre sus múltiples antecedentes consta que Sabag Montiel ya había tenido un altercado con las autoridades el 17 de marzo del 2021 en el barrio de la Paternal, cuando un efectivo de la Policía de la Ciudad lo requisó al observar que el auto Chevrolet Prisma de color negro, que era de su propiedad, no tenía colocada la patente trasera.

En ese marco, el hombre oriundo de Brasil aseguró que esto se debía a un choque que habría sufrido días antes, pero cuando abrió la puerta delantera del vehículo para sacar los papeles del mismo, se cayó al suelo un cuchillo de 35 centímetros, que el acusado dijo que era para defensa personal.

Ante esta situación, el agente de seguridad hizo las correspondientes consultas y, al no constatar en ese momento que tuviera restricciones, procedió a secuestrar el cuchillo y labrarle un acta de infracción.

Además, según detallaron fuentes oficiales, tuvo dos causas por maltrato animal que surgieron a partir de la denuncia de una de sus vecinas, pero ambas fueron archivadas por falta de prueba.

El intento de magnicidio ocurrido en la noche de este jueves, ocurrió tan solo 24 horas después de un episodio similar cuando otro sujeto armado con una llave francesa fue detenido en las inmediaciones del departamento de la ex mandataria nacional, cuando comenzó a insultarla y amenazarla

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate