Luis Distéfano asumirá este jueves como secretario de Educación tras la salida de la ex titular del área, Ana María Crovetto, y consideró que “en cuestiones de educación no puede haber grietas”. Por eso, adelantó que en su gestión trabajará con el sindicato, los bloques del Concejo Deliberante y la comisión de educación. “No puede haber doble mensaje”, sostuvo.

Sobre su antecesora sólo indicó que “cada uno tiene su impronta”. “Uno tiende a conocer el equipo de trabajo y a partir de ahí acompañar lo que se hace bien y cambiar lo que haya que cambiar”, señaló en diálogo Telediario, el noticiero de Canal Diez.

El docente mantuvo este miércoles una reunión con el intendente Carlos Arroyo después de recibir el llamado para hacerse cargo de la secretaría. Conoce al jefe comunal a partir de la gestión educativa, porque Distéfano fue durante cinco años secretario de la Escuela Media N°2, donde Arroyo se desempeñó como director.

“Él sabe desde el primer momento que si me necesitaba yo iba a estar. Me halaga integrar el equipo”, subrayó.

Hasta ahora, Distéfano se desempeñó en cargos provinciales y recientemente trabajó con el ministro Gabriel Sánchez Zinny. “El desafío del ministro tiene que ver con cambiar lo que uno quiere cambiar, las cuestiones del día a día con el docente, apuntar a la calidad y modificar cuestiones burocráticas que seguramente impactan en la relación del docente en el aula, en lo pedagógico”, amplió.

El marplatense también consideró que el sistema educativo municipal es “el más importante del país”. “Acompañar el compromiso de los docentes en el sistema y fortalecer las cuestiones relacionadas con acompañamiento, capacitación e innovación. En esa línea el sistema municipal es un ejemplo y es un honor formar parte”, destacó.

Comentá y expresate