Los padres reaccionaron mal, agarraron una silla y la revolearon. Además, rompieron un vidrio. Vino personal policial del hospital, tenemos seis policías por turno y tuvieron que venir dos patrulleros”, expresó la directora asociada del hospital Materno Infantil, Nilda Villalba.

La menor llegó muerta al Hospital Materno Infantil cerca delas 3.30. Primero, trascendió que había sido trasladada por el propio chofer que había sido alertado por los pasajeros de la situación que se registraba. Sin embargo, luego la policía informó que fue en un automóvil particular.

Al parecer, la madre de la víctima, de 23 años, se dio cuenta de que no presentaba signos vitales al arribar a Mar del Plata, en Champagnat y Libertad, y pidió ayuda para que la llevaran directo al hospital, donde los médicos no pudieron reanimarla.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate