El conflicto docente se profundiza en la provincia de Buenos Aires. Los sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente convocaron a una huelga para el jueves y el viernes en las escuelas bonaerenses, y evalúan no volver a clases luego del receso de invierno.

La medida por 48 horas fue resuelta por la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), la Unión Docentes de Buenos Aires (Udocba) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba), al adherir al paro de la CTA de pasado mañana y llamar para el viernes a una huelga en las escuelas bonaerenses. Ese día se sumarán la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y los docentes privados del Sadop. Así, en los primeros tres meses del año lectivo se habrán perdido ocho días de clases.

Mientras el año pasado, el mayor conflicto se vivió durante el primer semestre, ahora la ecuación podría cambiar: se espera mayor conflictividad en la segunda mitad del año. "Si no hay novedades vamos a profundizar las medidas de fuerza", afirmó Roberto Baradel , líder de Suteba.

Los gremios anunciaron, además, un banderazo por la educación pública para el martes. Exigen que el gobierno de María Eugenia Vidal vuelva a convocar para negociar en paritarias, dado que trascurrieron 50 días desde la última reunión. En esa ocasión rechazaron la oferta de un aumento salarial del 10%, más un pago por presentismo en el primer semestre, con la promesa de volver a negociar en julio.

El gobierno de Vidal depositó, de todos modos, el 10% a cuenta del convenio que finalmente se pueda lograr. Pagó, así, el anticipo en tres cuotas entre abril, mayo y junio. Vidal espera ahora conocer los detalles finos del ajuste que le tocará a la provincia de Buenos Aires, tras el acuerdo con el FMI para volver a sentarse a negociar.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate