La reciente suba del dólar paralelo y de los dólares financieros alternativos, así como la renovación de la deuda en pesos emitida por el Tesoro son tal vez los principales problemas que enfrentará la futura gestión de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía. Además, en el segundo semestre del año estacionalmente hay menos liquidaciones de dólares del sector agroexportador que en el primero.

Uno de los grandes interrogantes de los principales analistas financieros del mercado local y de Wall Street es si se mantendrá la actual política cambiaria de "minidevaluaciones" diarias del BCRA o si Batakis le solicitará al Central mejorar la paridad del peso frente al dólar con un salto devaluatorio.

De acuerdo a lo que pudo saber AHORA, de fuentes cercanas al gobierno, por el momento no habría ninguna modificación de la política cambiaria del BCRA por un pedido de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner.

La llegada de Batakis genera varias dudas con respecto a otros aspectos de la política económica: el cumplimiento de las metas macroeconómicas fijadas en el nuevo acuerdo firmado con el FMI, la continuidad de la política de reducción de subsidios económicos y aumentos de tarifas de luz y gas, uno de los problemas que hasta el viernes pasado no había podido resolver Martin Guzmán por su enfrentamiento con los funcionarios de la secretaría de Energía. En particular, con el subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo.

image.png

Por lo que pudo saber AHORA, de fuentes cercanas al kirchnerismo, B atakis mantendrá a los funcionarios de la secretaría de Energía. El kirchnerismo seguiría controlando esa secretaría estratégica. Por ahora no se sabe qué hará Santiago López Osornio, el hombre de confianza que el ex ministro Guzmán había puesto para acelerar la segmentación de tarifas a través de un registro que deberán llenar los usuarios que quieran mantener los subsidios que hasta el viernes tenía problemas técnicos para funcionar.

Con respecto al FMI, un reciente informe de la consultora Invecq señala que “en comunicado emitido el pasado 24 de junio, el organismo dio a conocer que Argentina finalmente aprobó las metas del primer trimestre del año acordadas en el programa de facilidades extendidas, algo obvio dado que el mismo se firmó a solo 5 días de que finalice el mes de marzo. Más importante fue entonces que en el mismo comunicado el organismo confirmó que, tal como se anticipaba, las metas para los trimestres siguientes habían sido redefinidas”.

El gran problema que enfrentará Silvina Batakis es moderar la gran cantidad de dinero que emite el BCRA para financiar el déficit fiscal, que es el principal causante del aumento de la inflación de los últimos meses.

En los últimos cuatro trimestres el BCRA emitió unos 2,2 billones de pesos y el mes pasado unos 600.000 millones de pesos. El resultado es una inflación del 58% anual, con grandes chances de que los precios sigan subiendo y que la inflación anual a fines de este año se encuentre entre el 70 al 80% anual. Además, con estas probabilidades, el valor piso para el dólar paralelo podría llegar a unos 300 pesos a fines de este año.

image.png

Emisión futura de pesos

El economista y diputado por “La Libertad Avanza”, Javier Milei, explicó a AHORA que el problema es que “como existe la posibilidad de una emisión futura de pesos muy alta y la cantidad de dinero se caiga más, habrá un exceso de dinero futuro o una oferta de dinero furiosa que va a presionar para una suba de los precios y del dolar”.

Milei explica que existe el peligro de que cualquier ajuste que haga Batakis podría hacer que los precios aumenten aún más y se podría generar un desastre, considerando que la inflación reprimida está cerca del 1000% anual y se podría generar un "Rodrigazo", como el del año 1975.

Los puntos a favor y los puntos en contra

El aspecto positivo es que la designación de Batakis muestra por primera vez en mucho tiempo que asumirá con el visto bueno de la vicepresidenta, quien se mostró el sábado en Ensenada como la futura candidata del Frente de Todos para las elecciones presidenciales del 2023, mientras renunciaba Martín Guzmán.

Otro gran punto a favor de la futura ministra es su buena relación con la mayoría de los gobernadores, que construyó a través de la secretaría de Relaciones Fiscales de Provincias que funciona en el ministerio de Interior, a cargo de Wado de Pedro. También tiene muy buena relación con varios ministros de Economía provinciales por su gestión como ministra de Hacienda en la provincia de Buenos Aires en la gobernación de Daniel Scioli.

Lo más importante que destacan la mayoría de los analistas es que es necesario un consenso entre los tres socios del Frente de Todos, el presidente, la vicepresidenta y Sergio Massa, para que las nuevas medidas económicas que se lancen en el futuro tengan el visto bueno del mercado financiero y del sector empresario.

image.png

Por eso, lo que preocupa al mercado con la designación de Silvina Batakis en reemplazo de Martín Guzmán es que no hubo acuerdo entre ese tridente político para designar a Marco Lavagna al frente del Ministerio.

El economista, actualmente titular del INDEC, tenía la aprobación del presidente y de Massa, luego de su reunión de ayer por la mañana en Olivos, pero fue vetado por la vicepresidenta en su conversación telefónica con el presidente a últimas horas de la tarde del domingo.

Finalmente se definió la llegada de la segunda mujer en la historia del Ministerio de Economía. La anterior fue la recordada economista Felisa Micheli, quien reemplazó a Roberto Lavagna a fines del 2005 y luego fue echada por Néstor Kirchner.

Por Carlos Arbía

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate