Antes de cumplir su primera semana de gestión el gobierno nacional anunció la primera medida con impacto directo sobre el mercado cambiario: dispuso que las compras que se realicen en otros países tendrán un impuesto del 30%, con lo que se busca defender y fortalecer el mercado interno y el turismo de cabotaje.

Estas nuevas condiciones podrían significar un impacto positivo para destinos de veraneo, en particular Mar del Plata, ya que vuelve más competitiva la oferta de la costa.La novedad, que hasta este domingo se había manejado como trascendido, la confirmó en declaraciones radiales el jefe de Gabinete nacional, Santiago Cafiero.

"Los argentinos y argentinas que tengan la posibilidad de viajar al extranjero y hagan compras, esas compras se pagan con dólares del Banco Central y los tenemos que cuidar mucho", remarcó el funcionario.Durante una entrevista que brindó a Radio Diez explicó además que estos cambios no implicarán restricción alguna para quienes decidan viajar al exterior.Lo que sí advirtió es que deberán estar atentos porque los consumos que allí realicen con tarjetas de crédito o débito sentirán el impacto de la flamante normativa.

"Necesitamos recaudar de una forma esa diferencia entre el gasto en tarjeta de crédito que después se paga en pesos aquí y los dólares", explicó Cafiero

"Necesitamos recaudar de una forma esa diferencia entre el gasto en tarjeta de crédito que después se paga en pesos aquí y los dólares", explicó Cafiero.Si se hace el cálculo con la cotización actual en el mercado local, cada dólar que se gaste en el exterior y se pague ahí significará para ese consumidor un gasto de casi 82 pesos.

El tipo de cambio definido como "dólar turista" había trascendido durante los últimos días, en medio de versiones que anticipaban un primer y amplio paquete de medidas económicas que tomaría el gobierno en vías de buscar retener divisas en el país. En principio se había hablado de un incremento de 20% para consumos en el exterior pagados con dinero plástico. Será un poco más.

dolar.jpg

"Con este impuesto se está beneficiando al turismo local que es algo que queríamos hacer porque es una actividad muy dinámica que en este momento genera empleo estacional pero es empleo al fin y es importante. De este modo favorecemos al turismo local", sentenció Cafiero.

La novedad impactaría en consumos excepcionales y otros más habituales que no implican viajes a otros países. Las compras electrónicas estarán alcanzadas por este gravamen, lo mismo que los pasajes aéreos, alojamiento y las plataformas digitales como Netflix y Spotify, entre otros,

Las compras electrónicas estarán alcanzadas por este gravamen, lo mismo que los pasajes aéreos, alojamiento y las plataformas digitales como Netflix y Spotify, entre otros,

El antecedente más reciente de una política similar data del segundo gobierno de Cristina Fernández, cuando ante la merma en las reservas se dispuso aplicar un recargo del 20% para los consumos en el exterior, monto adicional que el consumidor luego podía considerar a cuenta del Impuesto a las Gananci

Comentá y expresate