Cintia Penino, la marplatense que esperaba un trasplante de corazón, murió en las últimas horas.

La joven, socióloga y docente de distintas instituciones locales, figuraba primera en la lista de emergencia nacional del Incucai y estaba internada en la Fundación Favaloro.

Penino era la hija de la ex concejal justicialista Viviana Azcurra, electa en 2001. Tenía 33 años y trabajaba en la Escuela 2 de Mar del Plata.

El pasado lunes, se lanzó una campaña a través de las redes sociales bajo el hashtag #UncorazónparaCintia y la frase “Donar salva vidas”, para que el pedido se extendiera a todo el país pero el trasplante no llegó a tiempo.

cintia corazon1 1.jpg

Los familiareas de la marplatense informaron que sus restos serán velados en las próximas horas en Funeraria Roldán -Luro 4036- y agradecieron el acompañamiento de la comunidad en "este difícil momento".

Comentá y expresate