Donald Trump tendrá su propia red social. Según informó en un comunicado, su empresa Trump Media firmó una alianza con la compañía Technology Group (TMTG) para crear “TRUTH Social”. Con esta plataforma, el expresidente tendrá un espacio en internet para interactuar libremente y, se estima, tendrá características similares a Twitter. Habrá un lanzamiento de prueba en noviembre.

En la delicada discusión sobre la libertad de expresión, Donald Trump golpea fuerte la mesa y reclama su derecho a manifestarse públicamente sobre lo que piensa y opina. Hace meses que tiene prohibido el uso de sus cuentas en Facebook, Twitter y YouTube. Bloqueado totalmente de las tres redes sociales, en la discusión social virtual tiene la boca tapada.

Por eso en esta oportunidad vuelve a la carga con un nuevo amplificador. “Creé TRUTH Social y TMTG para plantar cara a la tiranía de la Big Tech”, dijo en un comunicado. “Vivimos en un mundo en donde los talibanes tienen una amplia presencia en Twitter, sin embargo su presidente estadounidense favorito ha sido silenciado. Es inaceptable”, agregó.

Embed

El derrotero de Trump en las RRSS comenzó el seis de enero de 2021, cuando, según las plataformas, alentó de manera peligrosa la toma del Capitolio estadounidense, en Washington. Con tuits provocadores, instó al pueblo norteamericano a rebelarse y tomar la sede de gobierno. Fue entonces que la red del pajarito entendió que Trump estimulaba a la violencia social y su discurso de odio era peligroso. Al tiempo se sumaron Facebook y también YouTube (Google).

Esto significó un fuerte revés para el político y empresario, que tenía un intenso protagonismo sobretodo en Twitter. La red social siempre fue, para Trump, una canal vital para comunicarse con el público cuándo, cómo y para lo que quisiera. Su estrategia política también estaba mediada por su participación en la red.

cell-phone-1245663_960_720.jpg

A diez meses de ese primer bloqueo, el ex Presidente continúa buscando alternativas para volver a construir un altavoz mediático de la magnitud que tenía en Twitter. Ha tenido varios intentos fallidos. Tiempo atrás demandó a las tres plataformas por la censura de sus cuentas, aunque no tuvo éxito. También buscó recuperar protagonismo con la inauguración del blog “From the Desk of Donald J. Trump”, un espacio en Internet que, esperaba, pudiese convocar a un público masivo.

Pero lo cierto es que el Sitio tuvo poca resonancia y el ex mandatario no logró incorporar, en la dieta virtual de los norteamericanos, su nueva web. Ahora, con TRUTH (en donde podrán hacerse publicaciones llamadas TRUTHs), espera volver a incorporarse a la conversación pública de la que está quedando afuera.

La estrategia de inaugurar esta plataforma resulta curiosa si se piensa en términos de consumo. Que los usuarios logren adueñarse de TRUTH de la misma forma que lo hacen con aquellas plataformas que ya conocemos, no es una tarea sencilla. Las comunidades virtuales se construyen con el tiempo. Basta con comprender que, a partir de ahora, TRUTH le competirá a Instagram, Facebook, Twitter, TikTok o YouTube. Un arduo camino que Trump parece dispuesto a recorrer para recuperar voz.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate