Stephanie y John Reid son un matrimonio del estado de Virginia, Estados Unidos, que hace un año perdieron a su hijo Dakota, de 16 años, en un accidente automovilístico.

Ninguno de los dos imaginó que tras la muerte de su hijo, podrían volver a escuchar los latidos de su corazón. Sin embargo, la familia del hombre que recibió el trasplante, lo hizo posible con un regalo conmovedor.

Luego de la tragedia, la familia de Dakota decidió donar sus órganos, pero nunca supieron quiénes lo recibieron. Sin embargo, la hija de uno de los beneficiados descubrió la identidad de la familia y decidió agradecerles con un regalo que los emocionó hasta las lágrimas.

En una caja de cartón, colocaron un peluche que dice: "El mejor papá del mundo" y con un botón que, al presionarlo, se escucha una grabación del corazón de Dakota, hoy en el cuerpo de Robert O'Connor, que salvó su vida gracias al desinteresado gesto de la familia Reid.

Embed

El regalo fue enviado por correo y al recibirlo, Stephanie Reid se encargó de filmar a su marido en el momento exacto en el cual abría el obsequio. El video fue subido a las redes sociales y se viralizó por la emoción que trasmite.

Hacia el final del video, se ve cuando John presiona el botón y rompe en llanto, pidiéndole a su esposa que deje de filmar. Junto con el peluche, la familia recibió una carta firmada por O'Connor, agradeciéndole por el corazón.

"Cuando obtuve el oso, mi corazón se llenó de alegría. No esperaba nada de esto", afirmó John Reid en diálogo con la cadena CBS. "Queremos compartir nuestra historia para promover las donaciones de órganos y mostrar cómo puede ayudar a las familias donantes a sanar", agregó.

Las familias Reid y O'Connor hablan frecuentemente por teléfono y están organizando para conocerse en persona: " ¡Somos sangre ahora! ¡Somos una familia!", aseguró John y contó que también fue contactado por un hombre que recibió el riñón y el páncreas de su hijo, así como por un joven de 21 años que ahora puede ver gracias a los ojos de Dakota.

"Nos ha ayudado mucho saber que ayudó a salvar vidas. Es la mejor curación y consuelo que podría pedir", finalizó John.

Comentá y expresate