Uno de los pasajeros del micro que volcó este viernes por la mañana en el kilómetro 374 de ruta 2 habló desde la puerta del Hospital Materno Infantil. Fue hasta el lugar para saber cómo están los menores que permanecen internados y acompañar a los familiares.

Desde allí relató la pesadilla que vivió horas atrás. “Me senté en uno de los asientos que estaba vacío del lado izquierdo, arriba, y me puse a escuchar música. A los pocos minutos sentí que (el colectivo) estaba volcando. Me agarré del techo y quedé colgando”, dijo en diálogo con los medios.

Al mismo tiempo, apuntó contra el chofer, “volcó y derrapó unos 50 metros”. “Iba rápido, el piso estaba mojado, llovía y había niebla”, detalló con la voz quebrada por la angustia.

“Había mucha gente lastimada. Un chico gritaba: ‘¡No está Mara! ¿Dónde está Mara?’. Le pregunté quién era y me dijo que era su hija. Rompimos el vidrio de atrás para salir y la nena había salido despedida cinco metros atrás. Estaba toda lastimada. Lo ayudé a levantarse y se subió a un auto que pasaba”, relató entre lágrimas.

A los pocos minutos del vuelco, “el chofer salió del micro, se sentó y lo primero dijo es que se le había cruzado un animal”. “Después pedía perdón y se refugió en la policía cuando llegó. La culpa es del chofer”, remarcó. Y opinó que el conductor del micro de larga distancia “se quedó dormido”.

“Había mucha gente mayor, chicos lastimados, gente con la cara explotada. Yo estaba mojado y embarrado, con mucho frío. No me puedo sacar de la cabeza la imagen de los nenes heridos”, expresó.

Comentá y expresate