La justicia investiga el origen de los casi 600 mil dólares y 380 mil pesos que una anciana cargaba en una caja de cartón junto con unas pocas prendas que alzó de su casa antes de huir debido a una discusión con su marido, a quien denunció por violencia de género.

Con esas pocas pertenencias había llegado hasta un hogar municipal, en busca de ayuda, pero dada la situación los responsables del lugar decidieron derivarla al Hospital Interzonal General de Agudos, debido a que no se la advertía normal en sus comportamientos.

Allí los médicos la asistieron y prepararon su derivación a una clínica privada porque advirtieron que la mujer, de 67 años, tenía cobertura social de una prepaga. Fue cuando la ayudaban a acomodar sus cosas cuando se advirtió que en una caja de cartón, en las que se guardan botellas de vino, tenía una importante cantidad de billetes.


Fue cuando la ayudaban a acomodar sus cosas cuando se advirtió que en una caja de cartón, en las que se guardan botellas de vino, tenía una importante cantidad de billetes.

Entonces se dispuso la intervención de personal policial que tiene presencia permanente en el HIGA y el correspondiente aviso a la justicia. El fiscal Fernando Castro, sin que haya delito a la vista, dispuso la incautación de ese dinero para su depósito en una cuenta fiscal del Banco Provincia.

Allí permanecerán esos fondos hasta que se determine su origen. La otra historia detrás de este episodio es de índole familiar, ya que se pudo conocer que la mujer salió con estas pertenencias luego de mantener una fuerte discusión con su esposo, al que habría dejado encerrado en la casa para asegurarse la partida.

Comentá y expresate