Un bebé recién nacido que había dejado de respirar fue salvado por dos efectivos de la Policía Local que le practicaron RCP (reanimación cardio-pulmonar). Ocurrió este miércoles a la madrugada en el barrio de Belisario Roldán.

Cerca de la 1, los padres del bebé se presentaron en la comisaría móvil de la fuerza, ubicada en la calle 188 y San Lorenzo, con su hijo inconsciente y sin signos vitales.

Ante ello, las oficiales María Fernanda Acuña y Fiama Saborido le realizaron un trabajo de RCP y lograron que el menor, de nombre Nazareno, vuelva a respirar.

El nene, que nació el 6 de mayo pasado, fue trasladado en ambulancia del SAME al hospital Materno infantil.

Comentá y expresate