Dos montañistas murieron en el Everest, y expertos afirman que una de las razones fue un peligroso embotellamiento de cerca de 200 montañistas en la cima.

El norteamericano Donald Lynn Cash, de 55 años, se desvaneció el miércoles en la cima del Everest, a 8.848 metros de altura, cuando estaba tomando fotos. "Nuestros dos sherpas lo ayudaron a recobrar la conciencia, pero falleció cuando se lo traían de vuelta (....)", afirmó Pasang Tenje Sherpa, de la expedición Pioneer Adventure.

La india Anjali Kulkarni, también de 55 años, murió durante el descenso tras haber llegado a la cima. El organizador de su expedición, Arun Trek, atribuyó el accidente al excesivo flujo de montañistas, y afirmó que ello retrasó el descenso de la alpinista.

Con ellos, son cuatro los fallecimientos de montañistas esta temporada, tras la muerte la semana pasada de un alpinista indio y la probable muerte de un irlandés que resbaló y cayó cerca de la cumbre. El año pasado, cinco personas perdieron la vida en el Everest.

Cada año, cientos de alpinistas del mundo entero acuden a Nepal entre abril y mayo, la temporada más favorable, para escalar el Everest. La ascensión es extremadamente peligrosa y a menudo hay víctimas.

Comentá y expresate