Dos millones de trabajadores recibirán aumento por "cláusula gatillo"
Dos millones de trabajadores recibirán aumento por "cláusula gatillo"

Los principales sindicatos que negociarán sus paritarias en los próximos meses están decididos a mantener a rajatablas la exigencia de inclusión de un mecanismo de ajuste por inflación en los nuevos convenios, como forma de garantizar el poder adquisitivo de los salarios frente a incrementos imprevistos en el nivel de precios.

La experiencia de 2017 justifica tanta determinación: más de una veintena de gremios que incorporaron algún esquema de cláusula gatillo o de revisión en sus acuerdos lograrán ajustar los aumentos firmados originalmente con subas adicionales de entre 2% y 6%, que buscan al menos compensar la evolución de la inflación del año pasado que culminó en el 24,8%.

La actualización salarial, que se aplicará entre enero y abril próximo previo a la renegociación de los respectivos convenios, beneficiará a más de 2 millones de trabajadores. Dentro de ese universo figuran empleados de comercio, bancarios, obreros de la construcción, personal de sanidad, petroleros, encargados de edificio, empleados del caucho, estatales de la administración pública nacional y bonaerenses, trabajadores de la alimentación, de estaciones de servicio y gráficos, entre otros.

Parte de esas actividades sellaron cláusulas de actualización automáticas y aplicarán el incremento adicional por la diferencia entre la recomposición original y la suba del IPC del Indec.

Dentro de ese grupo se destacan:

-Bancarios: Con los salarios de este mes tendrán un aumento adicional de 5,3%, retroactivo a enero de 2017, que equivale a la diferencia entre la inflación del 24,8% y el incremento firmado de 19,5%.

-Sanidad: la cláusula garantizó un aumento equivalente al IPC 2017 más dos puntos porcentuales. Como la suba original fue de 23%, desde enero recibirán una mejora de 3,8% para totalizar una recomposición de 26,8%.

-Encargados de edificio: Desde este mes se aplica la diferencia entre la inflación del año pasado y el 21% pactado en la paritaria, lo que equivale a una mejora de 3,8% que impactará en el valor de las expensas.

-Estatales: el personal del SINEP (administración nacional) cobrará con los salarios de febrero una suba adicional de 4,8% por la diferencia entre el aumento original de 20% y la inflación 2017. A su vez, los estatales bonaerenses -cuya revisión automática de convenio es trimestral- percibirán una suba de 1,5 ya que la evolución del IPC del período octubre-diciembre alcanzó el 6%, superando el aumento pactado de 4,5% para el trimestre. La cláusula gatillo de ese convenio también se había activado en los primeros tres trimestres de 2017.

-Petroleros: ese esa actividad la cláusula automática se activará si el IPC Indec acumulado entre abril del año pasado y marzo próximo supera el 20% de aumento acordado en la paritaria.

-Empleados del caucho: recibirán desde este mes un aumento de 1,8% por la diferencia entre la suba original de 23% y la evolución de la inflación 2017.

También la incorporación en los convenios de mecanismos de revisión redundará en recomposiciones adicionales en actividades como:

-Comercio: ya se fijó un aumento suplementario de 6% (en tres tramos de 2% cada uno durante los meses de enero, febrero y marzo). Si se considera la suba pactada el año pasado de 20%, se totalizará un incremento de 26%.

-Construcción: el convenio estipuló una suba de 21% y una cláusula de revisión que el gremio de Gerardo Martínez prevé aplicar durante marzo con un aumento de 3,8% que compense la suba del IPC, antes de negociar la paritaria de 2018.

-Alimentación: el sector acordó el año pasado un incremento de 24% más una suma fija de $ 2000. Estima aplicar la cláusula de revisión antes de la nueva paritaria si el IPC acumulado entre mayo pasado y abril próximo supera el 24%.

-Estacioneros: revisará el aumento original de 20% en febrero y reclamará una suba equivalente a la diferencia con la inflación 2017 de 24,8%.

-Gráficos: se sentará a revisar el aumento sellado el año pasado y pedirá una mejora adicional si el IPC interanual a esa fecha supera la suba de 22%.A diferencia de esas negociaciones, varios convenios no incluyeron esquemas de revisión o actualización salarial por inflación. Ese grupo involucra a los metalúrgicos de la UOM, Camioneros de Hugo Moyano, gastronómicos, trabajadores de la industria de la carne, textiles, químicos, y madereros. En algunos casos, como Camioneros (ver aparte), los gremios solicitaron a su contraparte empresaria el pago de un plus salarial para compensar la evolución de la inflación del año pasado.

Fuente: El Cronista