Dos efectivos de la policía bonaerense participaron de una fiesta clandestina en la periferia de Mar del Plata y fueron imputados.Después de haber sido sometidos a controles de alcoholemia, se constató que uno de los efectivos estaba alcoholizado y le secuestraron el auto.

El operativo ocurrió en una casa quinta del barrio López de Gomara, en Strobel al 7100, tras una denuncia por ruidos molestos. Allí llegaron efectivos de la comisaría sexta, la patrulla municipal, inspectores de Tránsito y agentes de Inspección General, alertados por la magnitud del evento.

Cuando solicitaron las identificaciones de los concurrentes a la fiesta todos se sorprendieron al encontrar a dos policías entre los infractores.

En el lugar se identificó a 11 personas mayores de edad y se secuestraron a cuatro vehículos, tres por alcoholemia positiva -uno perteneciente a uno de los policías- y el restante por falta de documentación.

Los policías quedaron imputados por la Justicia Federal por haber violado el artículo 205 del Código Penaly Asuntos Internos les abrió un sumario administrativa del que dependerá si son desafectados o no.

Comentá y expresate