El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, pronosticó que la inflación volverá a bajar en julio y subrayó que la proyección de un crecimiento de 3,5% para 2020 formulada en el avance del Presupuesto parte de la premisa de que el presidente Mauricio Macri va a ser reelecto en las próximas elecciones.

Luego de que el Indec diera a conocer el dato de la inflación de junio, que mostró el nivel más bajo desde diciembre, el funcionario aseguró este miércoles que la inflación volverá a bajar en julio, aunque admitió que aún el nivel es muy alto.

Tras participar de la cumbre del Mercosur con sus pares del bloque, y cuyo plenario de presidentes comenzará este mediodía Mauricio Macri, en Santa Fe, Dujovne afirmó que “lo que está empujando la inflación para abajo es una caída de la inflación núcleo, no en base a factores transitorios”.

Hay un proceso sólido de desinflación. Esto nos lleva a pensar que en julio vamos a volver a ver una baja de la inflación, reconociendo que todavía estamos en niveles muy altos. Tenemos que aspirar a tener una inflación como los que tienen los países de la región”, sostuvo durante una conferencia de prensa.

Al mismo tiempo, resaltó que "lo importante para destacar es que la Argentina tiene un programa monetario y fiscal, el Banco Central empezó con agregados monetarios, una política muy dura pero necesaria para reanclar las expectativas".

"La inflación fue bajando, el proceso no fue lineal porque tuvimos un rebrote en marzo y abril respecto a lo que vimos antes, pero continuó bajando y esto tiene que ver con la disciplina fiscal y monetaria, porque el BCRA ya no financia el tesoro y la base monetaria no crece, lo que ha logrado establecer las expectativas. También con menos volatilidad cambiaria y bajando la inflación núcleo", añadió.

Por otra parte, el ministro también tuvo una leve ironía al reciente pronóstico negativo del Fondo Monetario Internacional (FMI), que habló de "riesgos elevados" ante las elecciones presidenciales que están en danza y advirtió que "comprometería el acceso al financiamiento" además de "una salida de inversores desde activos en pesos y presiones sobre el tipo de cambio", y echó sombras sobre la inflación y la caída del PBI.

"Nuestros pronósticos de crecimiento se basan en nuestra evaluación de qué va a ocurrir con la Argentina una vez que se disipe la incertidumbre política, una vez que el presidente Macri reelija y se continúe con el proceso de cambio", dijo Dujovne convencido de resultados electorales ganadores en octubre o noviembre.

"El año 2020 va a ser un muy bueno para los argentinos en términos de crecimiento, de empleo, de baja de inflación. Por supuesto, el FMI, cuando hace sus pronósticos, tendrá que evaluar tambien a las distintas alternativas políticas y, claramente, puede que evalué que en caso de que otra fuerza política gobernase la Argentina, la macroeconomía puede ser mucho peor", señaló.

"No lo sabemos, es una hipótesis de por qué pueden tener una tasa de crecimiento tan baja. Nosotros creemos que una vez que se disipe la macroeconomía argentina podemos tener un gran crecimiento", agregó.

Comentá y expresate