El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, habló tras el anuncio del Gobierno de congelar tarifas y precios en busca de un alivio para la inflación. "No son precios congelados, son precios cuidados y se van a cumplir", enfatizó.

Al mismo tiempo, aseguró que los indicadores económicos mejorarán en abril y defendió la decisión de impulsar una canasta básica de alimento de 64 productos con precios congelados -igual o por debajo del valor promedio del mercado- por 180 días.

El acuerdo de precios es voluntario, pero de cumplimiento obligatorio, entre el Gobierno y empresas alimentarias, firmas que deberán además garantizar el abastecimiento. Los supermercados tendrán que trabajar para que estos productos estén visibles en la góndola. "No es un congelamiento, no hay un decreto. No se obliga a ninguna empresa", aclaró.

El nuevo esquema está dentro del programa Precios Cuidados, creado por el kirchnerismo pero sostenido por Cambiemos. Esto quiere decir que los 64 productos ya aparecen entre los 579 que están bajo aquel paraguas. Por eso, deberán estar disponibles en los 2415 puntos de venta donde ya se hallaban.

"La implementación de esta canasta la vamos a ver reflejada en los supermercados en cinco o seis días", dijo el funcionario. Y Dujovne reconoció: " La tarea que nos toca en este momento es más dura que la que nos hubiese tocado sin los eventos del año pasado. Uno tiene que estar listo para dar la batalla que le toca dar".

Durante la entrevista a Dujovne le preguntaron si iba a hacer las compras cotidianas al supermercado y respondió: "Ahora no voy al supermercado, no tengo tiempo. Hasta hace un año iba seguido y antes de ser ministro iba muy seguido".

Respecto a la inflación, sostuvo que hay una “queja” de la gente. “La Argentina la quiere bajar con tipo flotante, eso lleva a que sea más lento, como pasó en los países vecinos. Uno prefiere tener más inflación si puede preservar los empleos. Esto le funcionó a las economías de la región", explicó.

Comentá y expresate