El anuncio de una nueva extensión de las medidas de gobierno para prevención de contagios de coronavirus, aun cuando en esta oportunidad sirvieron para ampliar actividades y recuperar mayor margen de libertad de movimientos, mantiene al rubro de entretenimiento en condiciones de plena cuarentena.

En el sector del teatro en particular se habían generado mayores ilusiones luego de las reuniones mantenidas entre empresarios del ramo y autoridades provinciales, con quienes lograron una revisión de políticas que anticipaban escenarios cerrados durante la temporada veraniega.

El encuentro entre los operadores privados con funcionarios bonaerenses permitieron alcanzar un acuerdo y plantear que, con condiciones de máximo cumplimiento de protocolo, algunas salas con equipamiento y comodidades adecuados podrían funcionar en la costa atlántica a partir de diciembre.

Pero el reciente anuncio del presidente Alberto Fernández volvió a poner en duda que se levanten los telones y en particular la cartelera marplatense. Desde Multiteatro, el complejo que comanda el empresario Carlos Rottemberg, volvieron a advertir sobre las consecuencias de esta nueva dilatación.

"Primavera define verano. Solo la señal inequívoca de actividad habilitada ahora permite programar 2021. Nuestra actividad no tiene mercadería “stockeada” para abrir al toque. Necesita un mínimo de dos meses para armar equipos de trabajo, ensayos y producción. No hay más tiempo", remarcaron vía redes sociales.

Embed

Multiteatro, con ilusiones, había bajado el cartel que durante ocho meses marcó el acompañamiento a las medidas de prevención: "Bajemos el telón para cuidarnos. Habrá tiempo para volver al teatro", se leía. Lo empezaron a cambiar por obras que podrían tener su primera función a la brevedad.

Los elencos y la piezas teatrales no se pueden definir si no tienen seguridad de funcionamiento. Y más aún, necesitan un plazo prudencial previo para programar el montaje de cada espectáculo, los ensayos y demás acciones tendientes a que la obra tenga una presentación acorde a la exigencia.

Rottemberg había afirmado, en declaraciones a Ahora Mar del Plata, que si el gobierno demoraba en autorizar la actividad "es porque lo que se busca desde todos los responsables garantizar que la vuelta a los teatros estará dada en el marco del vínculo de siempre, de cultura y esparcimiento familiar”.

“Destacamos las buenas intenciones de todos”, dijo hace dos semanas. E incluso recordó que habían acordado con otros colegas, entre ellos Lino Patalano, ceder sin cargo algunas de sus salas a los elencos de teatro independiente marplatense, cuyos espacios no reunirían las condiciones ideales para una seguridad sanitaria de elencos y espectadores.

La próxima definición sobre cambios de condiciones, al menos desde el gobierno nacional, recién llegarían el próximo 29 de noviembre. Para entonces, según los responsables de las propuestas teatrales, es poco y nada el margen que les queda para programar las pocas marquesinas que se podrían encender en Mar del Plata.

Comentá y expresate