martes 14 de mayo de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
CONSUMO

Denuncian incremento de costos de intermediación entre el campo y venta al público

Desde CAME advierten la diferencia que existe entre lo que percibe un productor de frutas y verduras y el precio que paga por ese producto un cliente en góndola.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los precios de los agroalimentos se multiplicaron 3,5 veces del campo a la góndola durante abril, de acuerdo al Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por el sector de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De esta manera, en el octavo mes del año, el consumidor pagó 3,5 pesos cada peso que recibió el productor. En tanto que la participación del productor explicó, en promedio, el 31,4% de los precios de venta final. La mayor participación la tuvieron los productores de frutilla (81%), mientras que la menor fue para los de limón (8,1%).

El IPOD frutihortícola, conformado por los precios de las 19 frutas y hortalizas, se multiplicó por 4,3 veces en abril, lo que representa una disminución del 6,5% con respecto a marzo. Mientras que el IPOD ganadero, compuesto por 5 productos y subproductos ganaderos, el consumidor abonó 3,2 veces más de lo que recibió el productor, un 3,3% más que el mes pasado.

Desde la entidad gremial-empresaria señalaron que “según el Índice de Ventas Minoristas de CAME, las ventas del rubro alimentos y bebidas acumulan una caída del 23,8% en los primeros cuatro meses del año frente al mismo período de 2023, reflejo de la disminución del poder adquisitivo y la falta de convalidación de precios por parte del consumidor. Es decir, la baja se explica por una detracción de la demanda”.

Además, explicaron que “durante el primer cuatrimestre del año, todos los eslabones de las distintas cadenas de valor han visto afectada su rentabilidad por los fuertes incrementos de costos, no sólo debido a la devaluación, sino también al aumento del transporte y la logística, luz, gas, patentes e impuesto inmobiliario, arrendamientos, combustibles, fertilizantes y repuestos de maquinarias, por citar algunos”.

El limón (12,3 veces), la mandarina (6,9), la naranja (6,3), la pera (5,9) y la carne de cerdo (5,6) fueron los cinco productos que presentaron mayor diferencia entre los precios de origen y destino.

En tanto que los productos que presentaron menor diferencia entre el precio que recibió el productor y el que pagó el consumidor, forman parte de la canasta frutihortícola: tomate redondo y pimiento (2,1 veces); la calabaza y cebolla (1,9 veces); y la frutilla (1,2 veces).

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar