viernes 30 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Finanzas

El BCRA tiene en la mira el Dólar Contado con Liqui

El endurecimiento de las restricciones cambiarias podría generar mayor desconfianza, mientras el BCRA enfrenta el valor récord del dólar contado con liqui.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de julio de 2022 - 14:28

El salto de las distintas cotizaciones del dólar en las últimas semanas debido al cimbronazo que significó la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía alarmó al Gobierno y en especial al Banco Central (BCRA) debido a la pérdida de reservas. Además del dólar paralelo, las cotizaciones financieras, como el MEP y el Contado con Liqui (CCL), generalmente utilizado por empresas, tuvieron una escalada fuerte en la primer semana de la gestión de Silvina Batakis y ayer lunes el CCL llegó al récord de $305.

Desde el 8 de junio, esta cotización acumuló un salto de más de $90, un 43%. Ésa es la fecha señalada como el inicio de la salida de los fondos que estaban posicionados en bonos del Tesoro en moneda nacional y que emigraron hacia los dólares financieros.

Desde entonces, el Banco Central comenzó la recompra de los bonos, lo que significó la emisión de más de un billón de pesos para evitar el desplome del valor de los títulos soberanos.

image.png

Con los problemas que enfrenta el Gobierno ya han comenzado los rumores de un endurecimiento del cepo para el acceso al dólar CCL y el MEP, e incluso para la operatoria con los bonos CEDEAR. En ese sentido, los expertos señalan que podrían presentarse tres escenarios negativos si se toma la decisión de implementar más restricciones:

Frenar la actividad y generar desabastecimiento

Con las restricciones que hay para acceder a dólares oficiales e importar productos al país con el fin de dar prioridad a aquellas importaciones que estén vinculadas con el sector energético, el BCRA también postergó la compra de dólares.

Las consecuencias se verían en el impacto al acceso a insumos, piezas y bienes importados que imposibilitarán la continuidad de los procesos de abastecimiento y valor agregado en el mercado interno.

Presión devaluatoria e inflacionaria

Los operadores señalan que una mayor presión ejercida por controles impulsaría aún más la cotización del dólar libre y, por ende, se escaparía a los controles que tiene a disposición el segmento formal del mercado.

Con un impulso del dólar blue se ampliarían las expectativas de devaluación y el impacto se vería reflejado en la aceleración de precios, ya que los comerciantes pierden referencia de los costos de reposición de los productos. Con esta brecha cambiaria, el salto de los dólares paralelos también se vuelva a los precios de bienes y servicios.

image.png

“De cara al dato de julio, el mayor control de cambios, el salto en los tipos de cambios paralelos y ajustes en precios regulados, deja un piso de inflación del 7% -125% anualizado-”, dijo el agente de compensación y liquidación Cohen.

Pérdida de reservas

En contrario con lo que busca y necesita el Gobierno, las medidas de control para defender el nivel crítico de las reservas terminan provocando mayor desconfianza y retiro de depósitos por parte del sector privado, que se consideran reservas en concepto de encajes.

El encaje es la diferencia entre los depósitos y los créditos en dólares registrados en el sistema financiero local. La salida de 500 millones de dólares de los depósitos (pasaron de 15.626 millones de dólares a 15.141 millones de dólares) agrava la situación de los encajes, ya que disminuyeron desde los 11.831 millones de dólares a los 11.350 millones.

Desde Portfolio Personal Inversiones señalan que “la manta corta está más vigente que nunca: si se afloja el cepo, el BCRA pierde reservas, pero el contado con liquidación puede quedar contenido; en cambio, si el cepo se restringe, la entidad no vende reservas, pero el contado con liqui pica en punta por pesos que tienen que dolarizarse por esa vía. Todo es parte de la misma obra: un Gobierno que ha perdido credibilidad para retirarse del mercado de cambios y convalidar un precio de mercado para el dólar”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar