lunes 28 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ahora Energía

El Gobierno lanzó la construcción del gasoducto Néstor Kirchner junto a YPF

Alberto Fernández destacó que el país tiene "gas para 200 años" y que "es la energía de transición" elegida hacia las energías renovables.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El pasado jueves se realizó uno de los actos más esperados en el país en materia energética: se anunció el lanzamiento de la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner, en el yacimiento Loma Campana, de Vaca Muerta. Se trata de una obra clave para el Gobierno de Alberto Fernández, ya que permitirá ampliar la capacidad de transporte del gas que se produce en la formación no convencional del predio.

Del acto participaron el presidente de la Nación, Alberto Fernández, junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, el secretario de Energía nacional, Darío Martínez; el presidente de YPF, Pablo González, y la titular de la Fundación YPF, Ofelia Cédola.

"Celebro enormemente estar poniendo en marcha este gasoducto y les pido que lo hagan cuanto antes porque la Argentina lo necesita. No sólo para calefaccionar a los argentinos en invierno sino también para que la industria pueda seguir creciendo", dijo Fernández.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, participó a través de un mensaje pregrabado, ya que se encuentra en Washington. Remarcó que se trata del "proyecto de infraestructura más importante para la Argentina para los tiempos que se vienen".

https://twitter.com/CasaRosada/status/1517232985459757056

La obra requerirá de una inversión de 2.540 millones de dólares y, una vez concluida, permitirá el transporte de 44 millones de metros cúbicos diarios de gas desde Vaca Muerta, en Neuquén, hasta Buenos Aires y Santa Fe. El objetivo oficial es que la primera etapa esté concluida para el invierno de 2023.

image.png

De la Patagonia a Buenos Aires

Alberto Fernández remarcó la importancia de llevar adelante esta obra, que es la principal en materia energética de las últimas décadas para el transporte de gas natural por ductos, lo que permitirá ampliar la producción de gas no convencional en Vaca Muerta.

“Estamos parados sobre una enorme reserva de gas, que sin embargo no tiene mucho sentido tenerla si no tenemos manera de transportarla y hoy estamos anunciando el inicio de los trabajos para crear ese gasoducto que con toda justicia se va a llamar Néstor Kirchner. Tiene mucha justicia porque cruza el norte de la Patagonia hasta entrar a Buenos Aires, de allí esperamos que llegue hasta Santa Fe y de ahí al norte del país. Tiene todo eso que fue Néstor, construir donde hacía falta construir, lleva el nombre muy merecido de quien fue el mejor presidente de la democracia ha conocido a mi juicio”, dijo el mandatario.

“En todo el mundo se está debatiendo la crisis energética y los cambios que la cuestión climática demanda en el tema energético, celebro que la Argentina pueda tener una empresa de bandera que sirva como empresa testigo para ver hacia dónde va el desarrollo energético del país y cómo lleva el proceso de transición de los combustibles fósiles a la energía renovable. Tenemos gas para 200 años y el gas es la energía de transición que el mundo ha resuelto tener para ir camino a las energías renovables”, agregó.

image.png

Críticas a Mauricio Macri

En el acto no faltaron las críticas al Gobierno de Mauricio Macri, que apuntaron específicamente a la disminución en la producción de gas y petróleo durante su gestión. Algo que, aseguran, se está revirtiendo. “No hay posibilidad de que la Argentina se desarrolle sin industria, no hay posibilidad de que la industria crezca sin energía y no hay posibilidad de que la energía salga de otro lugar que no sea del suelo argentino. Eso que fue durante tantos años un problema para todos los argentinos, que fue la necesidad de importar energía porque no contábamos con la energía propia y que después se profundizó en esos cuatro años donde declinó la producción de gas y de petróleo, eso lo estamos revirtiendo”, destacó Fernández.

En la misma línea se expresó el secretario de Energía: "durante cuatro años no pudieron enterrar un solo caño, pero nos critican".

Cómo son los plazos

De todas maneras, aún falta un paso fundamental: que la construcción sea licitada. Algunas empresas, de hecho, adelantaron que se van a presentar, como el Grupo Techint y Sacde, de Pampa Energía. La presentación de ofertas está agendada para el 20 de mayo, la adjudicación de obras para el 15 de junio y el inicio de las obras en agosto de este año.

"Yo quiero que se empiecen las obras en julio de este año y que los adjudicatarios lo hagan rápido. Que no se demoren porque tenemos una gran oportunidad como país en un mundo que demanda energía, no queremos perder más tiempo”, dijo Alberto Fernández.

La construcción de los 558 kilómetros del gasoducto será en dos etapas. En la primera se realizará el trazado entre el punto de ingreso en Tratayén (Neuquén) hasta Salliqueló (Buenos Aires).

image.png

La segunda etapa contempla que se pueda llegar con gas natural a San Jerónimo, al sur de Santa Fe, lo que permitirá llegar a grandes centros urbanos e industrias de las regiones del centro y del norte de Argentina. También permitiría la posibilidad de exportar gas a Brasil y a Chile.

Mejoras y ahorros importantes de divisas

Una de las principales cuestiones que movilizaron a generar esta obra es la gran abundancia de gas que tiene el país en los yacimientos no convencionales, sin contar con capacidad de transporte. La saturación que se genera en el actual sistema de gasoducto durante el invierno provoca la salida de millones de dólares por año en importaciones para satisfacer a la demanda en esa época.

Las empresas productoras de gas en el país reciben unos 4 dólares por cada millón de BTU, mientras que por el gas importado desde Bolivia, según los últimos acuerdos que consiguió el Gobierno, el precio ascendería a estar entre 7 y 9 dólares por millón de BTU. En tanto, en la última licitación de 8 barcos GNL se alcanzó un precio promedio de USD 40 por millón de BTU.

Con la disparada de precios internacionales debido a la guerra en Ucrania, los analistas del sector señalan que las importaciones de gas en barcos estarían entre los 5.100 y los 5.400 millones de dólares; muy superior a los 1.096 millones de dólares que se invirtieron en el 2021.

Darío Martínez aseguró que, con los precios actuales de la energía, la obra permitirá sustituir importaciones por más de 3400 millones de dólares en una primera etapa y más de 6000 millones a partir de 2024, al concluir la segunda.

“Venimos de un año difícil de la pandemia. YPF logró una gran recuperación, bajamos USD 1.600 millones nuestra deuda, tenemos un 42% más de presupuesto comparado con el año pasado y prevemos un crecimiento de 8% en barriles equivalentes de petróleo, el crecimiento orgánico más alto de YPF de los últimos 20 años”, dijo Pablo González, de YPF.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar