miércoles 1 de febrero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
AFIP

Impuesto a las Ganancias AFIP: Cómo se deducen los valores de la cuarta categoría

Entre las variables que contempla la AFIP para deducir el Impuesto a las Ganancias se incluyen cónyuge, hijo y alquileres.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Muchos trabajadores son alcanzados por el Impuesto a las Ganancias y, frente al gran porcentaje del sueldo bruto que el tributo se lleva, existen algunas variables deducibles para cada categoría. En específico, la AFIP establece que las deducciones anuales para la cuarta categoría son: Mínimo no imponible, que es de $252.564,99; Deducción especial; Cónyuge, que es de $235.457,39; Hijo, que es de $118.742,05; Hijo discapacitado, que es de $237.484,09.

La AFIP establece que la deducción especial para los autónomos llega a los $505.129,97. Por su parte, por personal de casas particulares pueden deducirse $252,564,99, igual que por el alquiler. La deducción especial para nuevos profesionales asciende a $631.412,12.

Gastos Generales

También existen los "gastos generales" que son deducibles durante todo el años del Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría. Es necesario cumplir con las condiciones que fija la AFIP para estos casos.

Cuotas médico – asistenciales: Se consideran dentro de esta categoría de gastos generales las cuotas o abonos a la medicina prepaga o aportes complementarios a obras sociales, que correspondan al empleado y a las personas que tenga declaradas como carga de familia.

En estos casos, el importe deducible del Impuesto a las Ganancias no puede superar el 5% de la ganancia neta del ejercicio acumulada.

image.png
AFIP: deducción de Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

AFIP: deducción de Impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría.

Seguros de vida: En este ítem se incluyen los montos abonados por seguros de vida y, en el caso de seguros mixtos, solo se considera la parte que cubre el riesgo de muerte, a excepción de los casos de seguros de retiro privado que administran entidades sujetas al control de la Superintendencia de Seguros.

Donaciones: Se contemplan las donaciones realizadas a fiscos nacionales, provinciales y municipales; a instituciones religiosas, asociaciones, fundaciones y entidades civiles, siempre que estén reconocidas por la AFIP como exentas del Impuesto a las Ganancias.

Podrán ser en efectivo o en especie, pero en caso de ser en efectivo, tendrán que bancarizarse, es decir, mediante depósito, giro o transferencia bancaria, cajero automático, débito automático en cuenta o en tarjeta de crédito.

La deducción del Impuesto a las Ganancias se podrá realizar hasta el límite del 5% de la ganancia neta del ejercicio acumulada.

Intereses por préstamos hipotecarios: Aquí se contempla el importe de los intereses de créditos hipotecarios para la compra o construcción de inmuebles destinados a casa habitación. Se puede deducir en Ganancias hasta el importe de $20.000 anuales.

image.png
Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Gastos de sepelio: Pueden deducirse en Ganancias cuando ocurran en el país y se originen en el fallecimiento del empleado o de alguna de las personas informadas como carga de familia, hasta el tope de $996,23.

Alquileres: Es deducible en Ganancias hasta el 40% del alquiler de la vivienda, siempre que ese monto no supere el mínimo no imponible y que no sea titular de un inmueble en ningún porcentaje. Para poder deducir el alquiler en Ganancias es requisito contar la factura o documento equivalente emitido por el locador, por el monto abonado.

Aportes socios protectores SGR: Los aportes a Sociedades de Garantía Recíproca serán deducibles en Ganancias en el ejercicio fiscal en el cual se efectivicen, siempre que esos aportes se mantengan en la sociedad por el plazo mínimo de dos años calendario, contados a partir de la fecha de su efectivización.

En estos casos, la deducción operará por el 100% del aporte efectuado y no deberá superar ese porcentaje en ningún caso. El grado de utilización del fondo de riesgo en el otorgamiento de garantía deberá ser como mínimo del 80% como promedio en el período de permanencia de los aportes. Para deducirlo, se debe informar el CUIT de la sociedad y los aportes efectuados durante el año calendario que se está declarando.

Corredores y viajantes de comercio: En caso de utilizar auto propio, podrán deducir del Impuesto a las Ganancias la amortización impositiva del rodado y, en su caso, los intereses por deudas relativas a la adquisición del mismo. En los casos en que el rodado se destine, en parte, al uso particular u otros, deberá indicarse la proporción de tales conceptos que corresponda afectar a la actividad de corredor o viajante de comercio.

image.png

Gastos de movilidad, viáticos y análogos: Las compensaciones que abone el empleador serán deducibles del Impuesto a las ganancias dependiendo los importes que fije el Convenio Colectivo de Trabajo de la actividad correspondiente. Si no están estipulados, se podrá deducir hasta un máximo del 40% de la ganancia no imponible, siempre que se encuentren liquidados con el recibo o constancia provista por el empleador.

En los casos de transporte de larga distancia, la AFIP señala que la deducción a computar en el Impuesto a las Ganancias no podrá superar el importe de la ganancia no imponible.

Compra de indumentaria y/o equipamiento: La compra debe haber sido para uso exclusivo en el lugar de trabajo y será aplicable la deducción si son gastos obligatorios realizados por el empleado en lugar del empleador sin que se le reintegren los fondos.

Aportes seguros de retiro privados: Las entidades deben estar reguladas por la Superintendencia de Seguros para que proceda la deducción en Ganancias.

Honorarios médicos: Se incluyen hospitalización en clínicas, sanatorios y establecimientos similares; Prestaciones accesorias de la hospitalización; Servicios prestados por los médicos en todas sus especialidades; Servicios prestados por los bioquímicos, odontólogos, kinesiólogos, fonoaudiólogos, psicólogos, etc.; Servicios prestados por los técnicos auxiliares de la medicina; Todos los demás servicios relacionados con la asistencia, incluyendo el transporte de heridos y enfermos en ambulancias o vehículos especiales.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar