miércoles 17 de julio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Desarrollo económico

La OCDE prevé mayor crecimiento en Argentina este año y 2022

Argentina crecería 8% este año y 2,5% el año próximo. La desaceleración va de la mano de esperados retiros de estímulos fiscales y monetarios.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) elevó sus proyecciones de actividad económica de la Argentina para lo que resta del 2021 y el 2022.

El organismo estimó que el producto finalizará el año con una expansión del 8%, frente al 7,6% que había sido proyectado el pasado septiembre, mientras que espera otra expansión del 2,5% en 2022, en comparación con un 1,9% que preveía en su informe anterior. A su vez, calculó en 2,3% el crecimiento para 2023.

En estas proyecciones actualizadas, la OCDE contempla la reapertura de la movilidad en Argentina y el retorno al funcionamiento de muchas actividades que sufrieron las restricciones por la pandemia de COVID-19.

Se prevé que la economía crezca un 2,5% en 2022 y un 2,3% en 2023, en un contexto de fuerte recuperación en 2021, disminución de las infecciones por COVID y aceleración de las tasas de vacunación. El consumo privado y la inversión fueron vigorosos, mientras que los elevados precios de las materias primas impulsaron las exportaciones, y la balanza por cuenta corriente presenta ahora un superávit. La inflación repuntó y seguirá siendo alta, en parte porque una gran parte del déficit fiscal está monetizada. Las reservas de divisas disminuyeron. El desempleo bajó y el empleo formal aumentó, pero la elevada informalidad laboral sigue siendo preocupante, mientras que la pobreza afecta a más del 40% de la población”, explica el informe.

image.png

Se advierten riesgos

A pesar de mejorar la proyección de crecimiento, el organismo aún detecta riesgos debido a "la firmeza de la recuperación y los riesgos significativos de una corrección desordenada de los desequilibrios macroeconómicos", por lo que explica que "un ajuste fiscal significativo sigue siendo una prioridad clave, sin dejar de proteger a los más vulnerables”.

“La política monetaria debería retirar el apoyo y tomar medidas más decisivas para reducir la inflación, que afecta desproporcionadamente a los hogares de bajos ingresos”, agrega el comunicado.

Dado que la recuperación se está consolidando, el ajuste fiscal debería acelerarse más allá de la consolidación de 0,7 puntos porcentuales prevista para 2022", explica el análisis y agrega que "los controles de precios y la ralentización de los aumentos de los precios administrados, como los de los combustibles, el transporte y las tarifas de los servicios públicos, contribuyeron poco a contener las presiones de los precios de forma sostenible". Además, el control del tipo de cambio nominal, según informa, ancla las expectativas de la inflación pero a costa de la pérdida de reservas.

Por eso, explican que “Al retirarse gradualmente el apoyo de la política fiscal y monetaria en 2022, se prevé que el crecimiento se modere hasta el 2,5% en 2022 y el 2,3% en 2023″. "Los riesgos de un ajuste desordenado siguen siendo significativos, dada la elevada inflación y los importantes desequilibrios macroeconómicos", señalan.

“Los pasivos a corto plazo del banco central en moneda nacional, de casi el 10% del PIB, implican riesgos adicionales y probablemente limitarán el ritmo de las subas de los tipos de interés oficiales. El restablecimiento del acceso a la financiación de las instituciones multilaterales o de los mercados internacionales de capitales podría mitigar algunos de estos riesgos”, agregó.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar