viernes 20 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Economía

Plazo fijo en dólares: ¿Cuál es su rentabilidad?

El plazo fijo en dólares, es una modalidad de ahorro en el que se congelan los fondos por un determinado tiempo y a cambio se obtiene un interés.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Actualmente el dólar y el plazo fijo son dos de las formas mas populares que tienen los argentinos para ahorrar o invertir. Esto se debe a la sensación de seguridad que estos presentan, por la facilidad que representan al momento de colocar el dinero y, por la desvalorización cada vez mas grande del peso argentino. Con esto en mente, existe un instrumento que combina el ahorro en dólares y los depósitos en plazo fijo, ese es el caso de los plazo fijo en dólares.

Plazo fijo en dólares: ¿Cómo es y cuál es su rentabilidad?

El plazo fijo en dólares, cumple con la misma función que cualquier otro plazo fijo: Es una modalidad de ahorro o "inversión" en el que se congelan los fondos por un determinado tiempo y a cambio se obtiene un retorno o interés.

La rentabilidad actual varía según la entidad financiera, ya que, no existe una norma ni política del BCRA sobre tasas mínimas para esta clase de depósitos.

Generalmente no superan el 1%. Por ejemplo, el Banco Nación ofrece un retorno del 0,5% nominal anual mientras que el Banco Santander lo hace en un 0,05%, una cifra extremadamente baja.

En definitiva, la rentabilidad en ambos casos es muy baja. Si tan solo tenemos en cuenta de que la inflación anual estimada en los Estados Unidos, es del 8,6%, una cifra ampliamente superior.

Esto deja a la vista que invertir los dólares en un plazo fijo no termina siendo una maniobra muy rentable y por consiguiente no llega a ser un buen negocio.

image.png

Las diferentes alternativas al plazo fijo en dólares

Poner nuestros dólares a plazo fijo no es un buen negocio, pero peor negocio es atesorarlos, ya que el interés que generan es 0 y lo peor de todo es que se devalúan constantemente.

Claramente entre guardar dólares y guardar pesos, siempre es mejor guardar dólares, pero eso no quita que el dólar estadounidense haya perdido valor.

Para esto, se puede recurrir a diferentes formas para comprobarlo, como por ejemplo comparar los costos de las entradas al popular parque de diversiones Disney World, en el que en el año 2000 costaba 46 dólares, mientras que actualmente el precio se ubica en 109 dólares.

Si nos centramos en el mercado argentino, podemos verlo con las propiedades: varias décadas atrás: según un reporte inmobiliario, las propiedades costaban u$s 400 el metro cuadrado en Buenos Aire, Zona Norte, en la década de los 80. Hoy el mismo metro cuadrado se paga casi u$s 3.000.

image.png

Invertir dólares para obtener interés

Frente a esto, la mejor opción es invertir los dólares para obtener un interés. Una de esas opciones son las cauciones, en el que le prestamos dinero a otra persona de manera segura y, a cambio, obtenemos un interés. Dicha transacción se encuentra respaldada, por lo que el riesgo de no cobrar es casi nulo. Debido a su bajo riesgo, el porcentaje de interés no es muy alto: entre el 0,5% y el 1,5% anual.

Por otra parte, se encuentran los fondos comunes de inversiones que cotizan en esta moneda. En ese caso debemos tener en cuenta que, si bien podemos obtener ganancias, también podremos incurrir en pérdidas y, por lógica, las perdidas serán en dólares.

Luego nos encontramos con los famosos Cedears que pueden comprarse tanto en pesos como en dólares. Estas son representaciones de las acciones de empresas que cotizan en el exterior como es el caso de The Coca Cola Company o de Walmart.

Al ser activos que se basan en otros del exterior, el precio de estos se basa no solo en el valor que tiene afuera en dólares, sino también en su valor por el dólar CCL. Además, este tipo de activo se puede vender en dólares, por lo que es una opción a tener en cuenta si buscamos invertir en dólares.

Finalmente, nos encontramos con las obligaciones negociables. En este tipo de activo nosotros como "particulares", le prestamos dinero a un tercero y este, a cambio, nos brinda un interés. Estos "terceros" son empresas de gran trayectoria que necesitan financiarse.

A pesar de que son empresas de primer nivel, el "riesgo país" entre otras variables influyen en el acceso al crédito de estas empresas, por lo que, a través de las obligaciones negociables, solicitan dinero para financiarse a tasas significativamente más altas de las que obtendríamos en muchas de las opciones previamente mencionadas, pero, a su vez, la empresa accede también a un menor costo que acudir a una entidad financiera. El riesgo de este tipo de inversión también suele ser bajo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar