miércoles 28 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Importaciones

Por las trabas a las importaciones podrían faltar salamines y salchichas

La actual situación del dólar y las dificultades que tienen las importaciones para ingresar al país ponen en riesgo la continuidad de algunos productos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de julio de 2022 - 13:49

La situación nacional para las importaciones es complicada, ya que, para priorizar las importaciones energéticas, el Gobierno restringe el acceso a las reservas del Banco Central (BCRA) para el resto de los productos que se compran al exterior. Por ese motivo varios sectores vienen advirtiendo sobre un desabastecimiento de productos en sus áreas.

Los principales productos que tendrían problema de abastecimiento son neumáticos, repuestos para autos, baterías, café, zapatillas e indumentaria deportiva.

Tiembla la picada

Pero por la falta de insumos para la producción de chacinados, químicos y petroquímicos podrían comenzar a escasear las salchichas, los salamines, los pañales y los vasos descartables de plástico.

Gustavo Lazzari, presidente de la Cámara Argentina de la Industria de Chacinados y Afines (Caicha), dijo que "se complicó mucho la importación de materia prima e insumos".

Además explicó que la producción porcina local no alcanza a abastecer al sector, que importaba 7% de la carne porcina de Brasil. “Ahora te obligan a pagarla a 180 días, pero el vendedor brasileño te dice, en 180 días no sé si estarás vivo; además, el que compra a $135 (por el precio actual del dólar oficial) no sabe a cuánto estará en 180 días”, agregó.

image.png
Por las trabas a las importaciones podrían faltar salamines y salchichas.

Por las trabas a las importaciones podrían faltar salamines y salchichas.

También señaló que esta situación es más grave para los repuestos de una máquina importada y para los "insumos críticos" que se utilizan para la elaboración y durabilidad de los productos, como las tripas, que se utilizan para embutir los salames y las salchichas, los aditivos, conservantes o clips para cerrar salames y jamones.

Martín de Gyldenfeldt, gerente de Caicha, dijo que la industria de chacinados se encuentra en situación de riesgo, ya que 25 insumos clave deben ser importados "sí o sí". Por ese motivo anticipó que se cerrarán algunas líneas de producción.

Lazzari señaló que ante la escasez de estos productos para la conservación de los embutidos, las empresas podrían aplicarlos sobre los productos más caros, dejando de producir los que cuestan menos.

"Las salchichas con puré pueden llegar a ser un lujo", dijo.

image.png

Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI)

El Gobierno complica el acceso a las reservas y, de esa manera, se restringen las cantidades importadas. Además implementó la exigencia de conseguir crédito comercial a 180 días, algo que no es fácil de conseguir debido a la escasez de crédito y la incertidumbre que reina sobre el país.

Actualmente hay varias categorías: SIMI A, SIMI B y SIMI C. Las primeras se pueden importar sin la exigencia de financiación, mientras que las segundas necesitan financiación hasta el mínimo de los valores entre compras de 2020 más el 70% y compras del 2021 más el 5%. Además, según el momento del año en que se pide la autorización se deben usar promedios mensuales.

Las SIMI C, por su parte, tienen el límite de la exigencia de financiación en el máximo de las dos referencias, en lugar del mínimo.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar