martes 24 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
DEVALUACIÓN DE DÉCADAS

Por qué la pérdida del valor del peso equivale a la altura del Aconcagua

El economista Maximiliano Montenegro hace un racconto de la pérdida de valor de la moneda nacional contra la norteamericana. Una radiografía precisa -y dramática- de los sucesivos capítulos que exhiben la erosión de la economía argentina, y además expresan una enorme dificultad para alcanzar consensos básicos que conduzcan al crecimiento.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Hace poco más de una semana, el economista Maximiliano Montenegro, columnista de AHORA, publicó en su canal de YouTube un video que se ya suma casi 360.000 visualizaciones, en que aborda un tema central de la economía argentina: la relación el dólar con el peso, y puntualmente, la espeluznante pérdida de valor de la moneda nacional.

El especialista hace un recorte de las últimas cinco décadas y de manera didáctica explica cómo ha retrocedido la unidad de valor argentina, que se ha reducido a tal punto que si habría que tomar de referencia el peso argentino de los años 70, para adquirir un dólar con esa moneda, se necesitaría una pila de billetes tan alta como el Aconcagua, que tiene casi 7.000 metros de altura y es el pico montañoso más alto de América y uno de los más altos de planeta. Ese tamaño tiene pérdida de valor de la moneda nacional.

El análisis de Maximiliano Montenegro en momentos en que se aguarda el anuncio del lanzamiento de billetes de 2.000, 5.000 y 10.000 pesos, como él confirmó días atrás.

Dólar vs. Pesos: lo peor es que no se dan cuenta

Historia de las dos monedas

En su video, titulado “Dólar vs. Pesos: lo peor es que no se dan cuenta”, Maximiliano Montenegro explica en principio que su objetivo es “que conozcan los más jóvenes que ha pasado con nuestra moneda en las últimas cinco décadas y que tome conciencia nuestra dirigencia política de la magnitud del problema que se enfrenta en la Argentina para hacer política económica”.

El economista señala en principio que el dólar existe “desde 1792 y por supuesto no quiere decir que hoy se pueda comprar lo mismo con un dólar que hace 230 años. Pero desde entonces existe el dólar en los Estados Unidos y en el mundo. Pero en cambio, en solo 53 años en la Argentina se extinguieron cuatro monedas. El peso actual tal como lo conocés es la quinta moneda nacional que circula en la Argentina y hoy lucha una vez más por no desaparecer como siempre frente a la amenaza de la inflación y la devaluación”.

image.png
Primera moneda de un dólar en EEUU

Primera moneda de un dólar en EEUU

“Hagamos un poco de historia -invita el economista-: el primer billete nacional fue creado por Julio Argentino Roca en 1881 y se llamó justamente Peso Moneda Nacional porque tenía la intención de unificar monetariamente al país”.

image.png
Julio Argentino Roca, creado del Peso Moneda Nacional

Julio Argentino Roca, creado del Peso Moneda Nacional

Montenegro va directamente a enero de 1970 y recuerda: “Para comprar un dólar en ese momento, se necesitaban 380 pesos moneda nacional, más o menos la cotización nominal actual del peso contra el dólar. El presidente de facto Juan Carlos Onganía en ese entonces decidió cambiar el signo monetario y quitarle los primeros dos ceros a nuestra moneda porque consideraba que después de décadas de alta inflación y devaluación no era práctico manejarse con tantos ceros. Entonces después de quitarle dos ceros a la moneda por arte de magia un dólar pasó a costar 3,80 Pesos Ley 18.188, la nueva moneda”.

image.png
El dictador Onganía creó el Peso Ley 18.188

El dictador Onganía creó el Peso Ley 18.188

Agrega el especialista que “hasta 1972 el billete de máxima denominación fue de 100 Pesos Ley pero en 1976 ya circulaba -escuchen bien- el billete de 10.000 Pesos Ley. En 1979, siempre bajo la última dictadura militar, en la Argentina se imprimieron billetes de 30.000 100.000 y 500.000 Pesos Ley y en 1981 lanzó a la calle el billete de 1 millón de Pesos Ley.

image.png
Billete de 1 millón de Pesos Ley

Billete de 1 millón de Pesos Ley

En junio de 1983 el último dictador militar de la Argentina, el general Reynaldo Bignone decidió realizar una nueva poda de ceros a la moneda y cambiar el signo monetario “porque ya era imposible realizar las transacciones más elementales con cifras astronómicas. Un dólar valía entonces 190.000 Pesos Ley”, apunta el economista de AHORA. Y añade: “El Peso Ley fue reemplazado por el Peso Argentino. Le quitaron cuatro ceros y por arte de magia un dólar pasó a valer 19 pesos argentinos. En diciembre de 1983, con el regreso de la democracia con Raúl Alfonsín, el dólar ya costaba 26 pesos argentinos y un año y medio después en junio de 1985, tras inflaciones de entre 300 y 600% anual el dólar se había disparado a 800 pesos argentinos”.

Del Austral al Peso de nuevo

Alfonsín creó entonces el Austral. Le quitó tres ceros a la moneda y otra vez “por arte de magia”, recalca Montenegro, “un dólar pasó a costar 0,80 centavos de austral. Sí sí, un dólar costaba menos que un austral. Claro, duró muy poco. Alfonsín le entregó el mando a Carlos Menem seis meses antes de lo previsto, en julio de 1989, en medio de una hiperinflación que llevó el dólar a 680 australes. Y tras una segunda hiperinflación en 1990 el dólar se disparó a 10.000 australes”.

image.png
El Austral creado en la gestión de Alfonsín

El Austral creado en la gestión de Alfonsín

Otra vez, la misma solución: “Por supuesto, chau Austral. En abril de 1991 Carlos Menem y Domingo Cavallo como ministro de Economía le quitaron otros cuatro ceros a la moneda y crearon el Peso actual, nuestra quinta moneda nacional. Lanzaron el Plan de Convertibilidad por ley, fijaron la paridad un peso igual a un dólar y Cavallo dijo que duraría 100 años, pero duró 10”.

Fin de la convertibilidad

La historia reciente es conocida: crisis de 2001, corralito de depósitos y estallido social. “Con Fernando De la Rúa y Cavallo, cinco presidentes en 11 días, y la disparada del dólar a 4 pesos, después un dólar a 3 pesos entre 2003 y 2007 con Néstor Kirchner. A fines de 2015 tras dos gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner, el dólar en el mercado oficial estaba a 9, 80 y cepo mediante, en el blue a 15 pesos. Llegó Mauricio Macri en diciembre de 2015 y se fue en diciembre de 2019 con el dólar a 60 pesos y un cepo más duro que con Cristina Kirchner”, repasó Montenegro.

image.png
Carlos Menem y Domingo Cavallo, los padre del Plan de Convertibilidad

Carlos Menem y Domingo Cavallo, los padre del Plan de Convertibilidad

Tras dos años de devaluación e inflación del 50%, llegó Alberto Fernández “y con la pandemia, la cuarentena, el déficit fiscal récord y la mega emisión monetaria para financiarlo se aceleró la devaluación del peso y la inflación. Hoy un dólar vale más o menos 350 pesos”, sintetizó.

Imágenes del naufragio

Maximiliano Montenegro, en su video, sintetiza que “en 53 años a nuestra moneda le quitaron 13 ceros y si no lo hubieran hecho lo que sucedería hoy -si todavía estuviera vigente el peso moneda nacional- para comprar un dólar se necesitarían 3,500 billones de pesos moneda nacional".

“Supongamos que armamos fajos de 100 billetes de 100 pesos moneda nacional, billetes que se emitieron hasta 1969. Cada fajo equivaldría a 10.000 pesos moneda nacional. Para comprar un dólar hoy con esos billetes serían necesarios 350.000 millones de fajos de billetes de pesos moneda nacional. Ahora supongamos que cada fajo tiene un grosor de un centímetro. Para adquirir un dólar con pesos moneda nacional habría que pagar con 500.729 pilas de fajos de billetes pesos moneda nacional, llegando al tamaño de la altura del Aconcagua”. Esa es la magnitud de la depreciación de la moneda nacional.

Maximiliano Montenegro agrega en su análisis que “la moneda en las economías capitalistas es la cara más visible del Estado nacional. Que los ciudadanos acepten o no esa moneda dependerá en última instancia de la confianza que le genere y va mucho más allá de un gobierno en un momento histórico determinado, sino que tiene que ver con las instituciones de ese país y la fortaleza de esa economía. Un solo dólar frente a una montaña de miles y miles de toneladas de papelitos sin valor es la mejor metáfora del fracaso del Estado argentino en el capitalismo moderno, pero también refleja algo más de fondo”.

“No hay ninguna otra especie más que el ser humano que asigne valor a un papel -que no tiene ningún valor intrínseco- por un acuerdo social. La moneda es la cara visible del estado en el capitalismo moderno que expresa ese acuerdo social. Por lo tanto, que una sociedad sufra la inflación y la devaluación de su moneda, de su dinero como una enfermedad crónica lo que está expresando es la imposibilidad de llegar a acuerdos sociales básicos, que otros países, que otras sociedades en el capitalismo moderno ya resolvieron. Lo peor de todo es que la dirigencia argentina no parece tener conciencia de la magnitud de la dimensión del problema que se enfrenta en la Argentina para hacer política económica en los próximos años”, advierte por último el economista en su video.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar