miércoles 12 de junio de 2024

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Inflación

Salarios y Jubilaciones: cuánto poder adquisitivo perdieron en los últimos 4 años

Se trata de una estimación del Instituto Argentino de Análisis Fiscal. Los Jubilados perdieron un monto equivalente a $193.000, según estimó la entidad.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora Mar Del Plata. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La presión inflacionaria en la Argentina, con un aumento descontrolado (a pesar de los controles de precios) en los últimos meses, es un tema que ataca a todos los sectores de la sociedad, aunque ataca con mayor vehemencia sobre algunos más que otros. Cómo impacta en los salarios y en las jubilaciones.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) publicó un estudio en donde demuestra que en los últimos cuatro años, los salarios del sector privado registrado perdieron un 63% contra la inflación en 30 meses, mientras que los del sector público cayeron un 69% en 33 meses. Por su parte, los salarios del sector privado no registrado perdieron un 71% de su poder adquisitivo en 34 meses.

El Instituto explicó que hay dos formas, que son complementarias, para calcular el deterioro de los ingresos de estos sectores:

La primera se basa en una comparación de la situación actual con un período determinado (febrero 2021 - enero 2022) contra un período que sirve de base (febrero 2017 - enero 2018) y notar la variación en términos de salario real. En esa vía, el estudio indica que en el último año, los cuatro sectores poblacionales percibieron ingresos inferiores en términos de salario real, es decir, de poder adquisitivo, a los del año tomado como base.

image.png

El informe explica que el sector más perjudicado es el de los trabajadores informales, que perdieron un 8,5% de poder adquisitivo (en promedio) por año. El siguiente es el de los trabajadores del sector público, que registró una pérdida promedio de 6,1% anual. Por último, los jubilados también pertenecen a los sectores que sufrieron un mayor deterioro, ya que perciben el haber mínimo con una reducción real del 5,3% por año en promedio.

En el caso de las jubilaciones existieron bonos compensatorios, lo que aminoró las caídas reales de los ingresos. Los trabajadores del sector privado registrado sufrieron una disminución de su ingreso real a un ritmo del 4,5% por año.

De cuánto fue la pérdida real de ingresos acumulada en los últimos cuatro años

El estudio de Iaraf subrayó que los salarios privados registrados tocaron un punto mínimo de los últimos cuatro años en enero del 2021, con una caída del 18,7% con respecto al período base, aunque luego recuperaron un 3,6% hasta enero del 2022.

En el sector público se registró una caída de 25,3% hasta el mes de mayo del 2021 y luego hubo una recuperación de un 5,8%. Los más perjudicados, los salarios del sector privado no registrado, cayeron un 33,4% desde el período base hasta septiembre del 2021 y luego se recuperaron 4,5%.

La jubilación mínima, por su parte, encontró un piso en mayo del 2021, con una caída de 24,5% y luego tuvo una recuperación del 9% hasta enero de 2022.

image.png

Cuántos ingresos mensuales perdieron los trabajadores con la inflación

De todas formas Iaraf explicó que este análisis sirve para observar la dinámica de los ingresos, pero no es suficiente para reponer en una sola medida la pérdida acumulada del período en cuatro años. Para poder hacer eso puede utilizarse la segunda forma de análisis y computarse la pérdida de ingresos de cada uno de los períodos con respecto al período base y luego acumular el resultado sumando todos los períodos considerados.

“Si se toma el caso de un asalariado del sector privado registrado, teniendo como referencia el ingreso que tenía en el periodo base (febrero 2017-enero 2018), puede establecerse que perdió de manera acumulada en los 48 meses que tiene el periodo analizado, un 53% de su ingreso del periodo base, porcentaje que si se lo traduce a meses del año de referencia sería equivalente a 6,3 meses de ingresos perdidos”, dice el informe.

Los más damnificados continúan siendo los trabajadores del sector privado no registrado, que tuvieron una pérdida de 10 ingresos mensuales del año tomado como base, equivalente al 20,9% de su capacidad de consumo en todo el período de 4 años analizado.

El sector público perdió 7,9 ingresos mensuales, un 16,4% de su capacidad de consumo acumulada. Las jubilaciones mínimas (incluyendo bonos) perdieron 5,6 haberes mensuales, que equivale al 11,6% de la capacidad de consumo.

image.png

Los bonos ayudaron para que los haberes jubilatorios mínimos no perdieran 6,9 ingresos mensuales del año tomado como referencia. De todas formas IARAF estimó que cada jubilado que cobra la mínima perdió en los últimos cuatro años $193.000 de poder de compra.

IARAF calculó la compensación necesaria en precios actuales (de enero de 2022) para revertir la pérdida acumulada del poder adquisitivo de la jubilación mínima.

“El haber jubilatorio mínimo en enero de 2022 fue de $29.062. El haber mínimo de cuatro años atrás, expresado a precios actuales, es de $34.526. Multiplicando este valor mensual por los 5,6 haberes perdidos que se establecieron más arriba (en el caso que se suman los bonos compensatorios), se obtiene que la compensación debiera ser aproximadamente de $193.000 a moneda actual”, dice el informe.

Por último, el informe señala que es de orden prioritario disminuir la tasa de inflación a un ritmo sostenido y así controlar la volatilidad de los precios relativos. Una vez hecho eso podrá mejorarse la asignación de los recursos escasos.

“Es esencial que ocurra una conjunción de la política, de los sectores económicos y de los sectores del trabajo y todo otro grupo social; que defina líneas de acción concretas para bajar genuina y sostenidamente la tasa de inflación”, destacó Iaraf. Y concluyó: “Como la inflación es un síntoma, eso requiere ponerse de acuerdo en las causas para bajarla sostenidamente. De lo contrario, la pérdida de poder adquisitivo de trabajadores y jubilados se acentuará aún más, profundizando el deterioro social”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te puede interesar